Foto: Reuters

Las repercusiones de las sanciones de la administración Trump contra Huawei se extienden más allá de compañías estadounidenses como Intel, Google o Qualcomm, y afectarán también a firmas de software con sede en el país norteamericano que venden sus productos y tienen alianzas de desarrollo conjunto con el fabricante chino.

Según Paul Bracken, especialista en Competencia Global y profesor de la Universidad de Yale, estas compañías de software podrían necesitar una licencia del gobierno de Trump para mantener sus vínculos comerciales con Huawei. El problema es que la obtención de estos permisos no será nada fácil.

En una entrevista con Business Insider, Bracken explicó que los problemas del gobierno estadounidenses con Huawei podrían impactar negativamente en los negocios de sus compañías locales, por lo que EE.UU. no necesariamente sería el ganador en esta batalla.

Huawei y las firmas de software de EE.UU.

Oracle, IBM, VMware, Amazon Web Services y Red Hat, son solo algunas de las empresas que tienen algún tipo de relación comercial con Huawei. En muchos casos, el fabricante chino les compra software para sus requerimientos de infraestructura, o dichas compañías combinan sus aplicaciones con el hardware de Huawei para ofrecer productos innovadores a sus clientes. De hecho, varios proveedores de informática en la nube permiten a la compañía china vender sus productos en sus plataformas.

Por ahora, no se conoce cuáles de estas relaciones comerciales serán revocadas, sin embargo, la lista negra de Trump prohíbe a las empresas estadounidenses vender o transferir su tecnología a Huawei sin obtener antes una licencia del Departamento de Comercio. El profesor Bracken explicó al respeto:

Será difícil y lento obtener una licencia del Departamento de Comercio porque no están equipados de forma remota para manejar el volumen y la complejidad de las solicitudes. Imagínelas haciendo una solicitud al Departamento o CFIUS por su opinión, solo traerá otra agencia menos equipada para el proceso.

Bracken dijo que los negocios internacionales de las últimas dos décadas se habían establecido sobre cadenas de valor “ágiles” y que trascienden las fronteras. Sin embargo, la prohibición de Trump ha roto este circuito.

Finalmente el Huawei Mate X podría ser presentado dentro de poco, según rumor

Asimismo, el académico dijo que a las compañías estadounidenses se les está dificultando cada vez más vender sus productos en suelo chino, citando el ejemplo de Oracle, que cerró su división de I+D en China a principios de este mes. Además, Bracken considera que China también teme que EE.UU. penetre en sus redes informáticas para labores de espionaje a través de estas firmas de software, tal y como se ha acusado a Huawei.

Por el momento, Huawei debe conformarse con la licencia de 3 meses que le ha otorgado EE.UU. para mantener negocios con las empresas estadounidenses, pero no está claro si esta prohibición se afiance más después de este período.

Más en TekCrispy