Existe evidencia anecdótica de que los bebedores de café confían en su taza matutina para asegurar los movimientos intestinales normales. Aunque alrededor de un tercio de todos los bebedores de café experimentan esta reacción, todavía no hay un entendimiento claro de los mecanismos subyacentes a esta respuesta.

A fin de profundizar en esta cuestión, un equipo de investigadores de la Universidad de Texas, realizó un estudio cuyos resultados muestran que el café, en efecto, ayuda en la evacuación intestinal y tiene un impacto en la población de microbios intestinales.

¿Por qué Suiza considera que el café no es esencial para la vida?

Experimentando con ratas

El hallazgo más notable de esta investigación se centra en el hecho de que los efectos del café sobre las bacterias y movimientos intestinales no están asociados con el contenido de cafeína de la bebida.

Los análisis mostraron que el café suprimió el crecimiento de microbios intestinales.

Para el estudio, los investigadores proporcionaron a varios grupos de ratas diferentes dosis de café durante tres días seguidos, las cuales podían contener o no cafeína. Luego, los investigadores verificaron el sistema digestivo de las ratas con un examen físico y una sonda, centrándose en los músculos que se contraen y ayudan a guiar la comida –y el desecho– a través del intestino.

Adicionalmente, el equipo observó cómo los tejidos musculares del intestino reaccionaban directamente al café en el laboratorio.

Estos análisis revelaron que la capacidad de los músculos del intestino delgado para contraerse pareció aumentar, y en consecuencia, las cosas podían moverse más rápido a lo largo del intestino.

El equipo no solo observó estos resultados en ratas vivas, sino que también quedó claro en el laboratorio cuando el tejido muscular del intestino se expuso directamente al café. En ambos casos, la popular bebida tuvo un efecto en el intestino delgado y el colon, empujando el contenido intestinal más rápido.

El café y el microbioma

En pruebas adicionales, los investigadores examinaron los excrementos de las ratas estudiadas y encontraron que el café tuvo un efecto en la población de bacterias intestinales, el llamado microbioma intestinal.

Una importante cantidad de bebedores de café confían en su taza matutina para normalizar la evacuación intestinal.

Cuando los investigadores examinaron el excremento de las ratas que no recibieron la dosis de café encontraron más bacterias. Cuando este excremento se trató con café, tanto regular como descafeinado, se suprimió el crecimiento de microbios, lo que sugiere que el café podría ser un agente antibacteriano, incluso la versión descafeinada.

Nuestras preferencias entre el café y la cerveza se basan en sus efectos psicoactivos

En este sentido, los autores del estudio reconocen la necesidad de realizar más investigación enfocada en determinar por qué el café podría tener este efecto de supresión en el microbioma intestinal.

Adicionalmente, los autores también desean averiguar si todos estos cambios son positivos o negativos para la salud intestinal, dado lo que sabemos sobre el delicado equilibrio del microbioma intestinal.

Referencia: Su1625 – In Vivo and in Vitro Effects of Coffee on Gut Microbiota and Smooth Muscle Contractility in Rats. Gastroenterology, 2019. https://doi.org/10.1016/S0016-5085(19)38364-7

Más en TekCrispy