Los primeros datos recopilados por la sonda New Horizons durante su paso por Plutón en el verano de 2015, identificaron una cuenca de unos 1.000 kilómetros de ancho, denominada Sputnik Planitia, que indicaba la posible presencia de un océano subsuperficial debajo de una capa de hielo de espesor variable.

Estas observaciones han demostrado ser algo problemáticas para los científicos. Para mantener un océano, Plutón requeriría algún tipo de mecanismo para retener el calor en el interior, como una capa gruesa y aislante de hielo, para evitar que el líquido se congele.

¿Podría la vida en la Tierra haber venido de otro sistema estelar?

Una explicación plausible

Sin embargo, para mantener las grandes variaciones en el grosor de su capa de hielo, como evidenció New Horizons, la capa debe estar fría, de no ser así, su viscosidad sería baja, eliminando los contrastes en el espesor que se ven en diferentes regiones del planeta menor.

Plutón se encuentra a 5,9 billones de kilómetros del Sol.

En este sentido, un equipo de científicos japoneses afirma haber encontrado una solución a este problema. En un estudio, los investigadores proponen que una capa delgada de hielo que contiene moléculas de gas atrapadas en el fondo podría aislar entre sí al océano y la capa.

La propuesta sugiere que Plutón se asemeja a un gigantesco termo esférico, que utiliza un colchón de aire atrapado en la base de su cubierta de hielo para aislar el calor de su océano interior.

Esta capa está compuesta por lo que los autores describen como hidratos de gas: moléculas de gas en una red de moléculas de hielo y agua, en otras palabras, una especie de hielo gaseoso.

Al calcular cómo la temperatura de Plutón y el espesor de la capa de hielo habrían cambiado con el tiempo con una capa de este tipo, el equipo llegó a la conclusión de que los hidratos de gas serían suficientes para mantener tanto el océano subsuperficial como la variación del espesor del hielo.

Mecanismo genérico

Los investigadores sugieren que el gas en la capa de hidrato es probablemente metano, que podría haberse originado en el material que formó Plutón, que es similar al de los cometas, por reacciones químicas en el núcleo rocoso del planeta menor o una combinación de ambos.

Se sabe que Encélado, una de las lunas de Saturno, alberga un océano líquido bajo una corteza de hielo, posiblemente gracias a un mecanismo similar al propuesto en este estudio.

Los autores del estudio señalan que estos resultados tienen implicaciones importantes para nuestra comprensión de cómo otros mundos mantienen océanos subsuperficiales.

El primer 'robot asistente' para naves espaciales de la NASA completa sus primeras pruebas en el espacio

La formación de esta delgada capa de hielo gaseoso en un océano subsuperficial, puede ser un mecanismo genérico importante para mantener estas antiguas reservas hídricas en satélites helados relativamente grandes pero mínimamente calentados.

Se cree que existen océanos de agua líquida dentro de satélites helados de gigantes gaseosos como las lunas Europa y Encélado, por lo tanto, comentan los autores del estudio, comprender la supervivencia de los océanos subsuperficiales es de importancia fundamental, no solo para la ciencia planetaria sino también para la astrobiología.

Referencia: Pluto’s ocean is capped and insulated by gas hidrates. Nature Geoscience, 2019. https://doi.org/10.1038/s41561-019-0369-8

Más en TekCrispy