Luego de tanta anticipación para llegar al tan esperado momento en que el “verdadero” Rey de Westeros tomara su puesto legítimo en el cálido asiento del Trono de Hierro, ‘Game of Thrones’ lo vuelve hacer y esta vez permite que una botella de agua de plástico se cuele dentro de los personajes favoritos por todos.

La octava temporada ha estado llena de muchos altos y bajos, victorias y desaciertos, momentos impactantes y momentos errados, como es el de este caso –que recalcamos no es la primera vez que ocurre–. Lo últimos cuatro episodios de esta temporada final estuvieron repletos de críticas y, según parece, de errores de edición garrafales.

En primer lugar, en el episodio que le seguía a los eventos de la Batalla de Winterfell, mientras todos se disponían a celebrar, una taza de “Starbucks” se robó la escena de Daenerys al no ser correctamente editado por la post producción. Luego, el capítulo ‘The Bells’ no solo se posicionó dentro de las principales conversaciones por la irracionabilidad que mostró Daenerys Targaryen, sino que también cuando Cersei y Jaime se encontraban en el mismo espacio donde se despidieron la mano “falsa” de Jaime no parecía estar en su puesto.

Ahora, una pequeña y casi imperceptible botella de agua de plástico se coló en la escena la que Tyrion se suponía debía brillar por encima de todos al ser quien, con palabras inteligentes y elogios racionales, nominó a Bran Stark para ser el Rey de los Seis Reinos –puesto que Sansa Stark tomó a sus norteños y se fue a gobernar una Winterfell libre de lores–. Sin embargo, la post producción se volvió a saltar un pequeño detalle y dejó que la botella sobreviviera mientras que el Trono de Hierro se apagaba.

Kit Harington ni siquiera ha visto el final de 'Game of Thrones'

Si bien hasta el sol de hoy se desconoce quiénes son los verdaderos culpables de situaciones como estas, así como Sansa (Sophie Turner) fue acusada por ser la dueña de la taza, podríamos especular que en esta ocasión fue Samwell Tarly quien dejó la botella mal puesta. Ahora, sin importar quien la puso o no, el internet está enloqueciendo por el tercer error de producción seguido y los memes no pararán de llegar.

 

Más en TekCrispy