El final de ‘Game of Thrones’ sin duda fue de las cosas más esperadas por todo el mundo durante toda la semana pasada, sin embargo, China se quedó por fuera de la tendencia, a causa de las disputas comerciales en las que se encuentra involucrada con los Estados Unidos.

De acuerdo con The Wall Street Journal, un portavoz de HBO comentó que la red de la cadena no tenía ningún problema para transmitir el episodio con éxito, no obstante el gobierno chino no le concedió los permisos a Tencent –una plataforma de streaming en la cual confían miles de usuarios chinos– para emitir el tan esperado episodio.

Un juego de tronos comercial

Si bien muchos podrían estipular que esta no es si no otra ridiculez política, la prohibición de algo tan básico como un episodio de una serie tan popular a nivel mundial es tan solo otro de los ejemplos que demuestran que la tensión comercial entre EE.UU. y China no parece ir de mal a mejor.

Esta noticia llega muy poco después de que al gigante tecnológico, Google, se le pidiera sacar su licencia de Android de los dispositivos Huawei, como parte de una orden de restricción de venta que emitió el Departamento de Comercio de los Estados Unidos –este es el encargado de nombrar a las distintas compañías que obtienen, o no, permiso del gobierno estadounidense para comprar tecnología de las marcas locales–.

Vinculan los programas de jubilación a deterioro cognitivo acelerado

El no transmitir el episodio final de una de las series de consumo global más grande quizás sea una manera por parte del gobierno chino de también ponerle limitaciones comerciales al país liderado por Donald Trump. Sobre todo si entendemos que el portavoz por parte del Ministro de Relaciones Exteriores de China, Lu Kang, dejó bien en claro que las conversaciones en cuanto a comercio entre EE.UU. y China fracasaron porque el primero intentó “lograr intereses no razonables mediante una presión extrema”.

Por su parte, Trump aseguró que la culpa la tenía el país asiático, quienes no solo cambiaron el “buen trato” que se les ofreció sino que además ahora deberán “acostumbrarse” a las tarifas que serán impuestas por el gobierno americano. El hecho de que el episodio no fuera transmitido en el país donde el programa cuenta con mayor nivel de popularidad es una muestra más de cómo la comunidad sale perjudicada de la mala gestión de relaciones públicas entre un país y otro.

Más en TekCrispy