En los últimos episodios de ‘Game of Thrones’ hemos hecho una recopilación de las escenas más cruciales y no podíamos dejar de hacerlo con el capítulo que pone el punto final a una historia que nos cautivó por casi una década. Evidentemente que este post contiene spoilers, así continúa bajo tu propio riesgo.

Ha sido un final que ha dividido a los fans, unos los odiaron y otros quedaron satisfechos con la manera en la que todo terminó, pero algo que no se puede discutir es que las escenas que mencionaremos a continuación son tanto una golosina visual y también representa un cierre de muchas historias que cerraron una etapa en las vidas de muchos personajes.

El último Lannister

Esta escena es particularmente significativa para el final de la serie, no solo porque Tyrion tuvo que enfrentar la muerte de sus hermanos, sino porque es ahora quien lleva el legado de la casa de los leones en sus hombros.

Habrá quien se extrañe de que Tyrion llore la muerte de Cersei, pues siempre se odiaron, Cersei lo culpaba por la muerte de su madre y Tyrion nunca estuvo de acuerdo con sus impulsos tiránicos y manipuladores. Sea como sea, era su sangre y ver su cadáver atascado bajo un montón de ladrillos, abrazada a su hermano Jaime, la persona favorita de Tyrion en todo el mundo, resulta muy doloroso para él y lo hace reaccionar ante las atrocidades de Daenerys.

La Madre de los Dragones

En una de las escenas más impactantes visualmente y llena de significado, Daenerys Targaryen emerge entre las cenizas para saludar su ejército tras el triunfo de la toma de King’s Landing con las alas de Drogon que la adornan, mostrándola imponente y peligrosa, como la propia Madre de los Dragones. Estamos de acuerdo en que es de las mejores escenas que ha tenido una producción como ‘Game of Thrones’.

Esta escena marca el final de la vida de Dany si la comparamos con la escena del final de la primera temporada donde les da la vida a sus tres dragones al haber renacido entre el fuego. Ahora no quedan más que cenizas y oscuridad para el reinado que prometió como justo y liberador para todos los oprimidos.

Bran el Roto

Otro de los desaciertos de este episodio fue el terrible título que le dieron a Bran al nombrarlo rey de los Seis Reinos. Bran el Roto parece una pésima opción y poco poética para un rey, pero eso no es lo importante en esta escena.

Lo verdaderamente importante es que aquí se ven reflejados los esfuerzos de Varys antes de su muerte, pues tal como les comentamos en un post anterior, estas cartas pretendían informar a todos los lores y ladies de las casas que quedan en Westeros sobre las intenciones de Daenerys y la verdad sobre Jon Snow.

Aquí vemos la representación de las casas que quedan en la serie: están los Tully, los Arryn, la casa Baratheon con su nuevo lord, Gendry, los Greyjoy con Yara al mando y hasta los Martell, con el nuevo príncipe de Dorne, llamado Quentyn.

En esta escena vemos cómo los mandatarios tratan de escoger a aquel que sea más apropiado para mandar en Westeros, lo cual resulta en Bran Stark como el nuevo Rey de los Seis Reinos, seis porque Sansa decide liberar a su pueblo de Winterfell y reinar de manera independiente, coronándose como reina, el sueño que siempre anheló.

Al oeste de Westeros

Nuestra querida guerrera Arya ha crecido muchísimo durante toda la serie. Sin embargo, ahora que su venganza ha quedado sepultada bajo los ladrillos como Cersei, debe aprender a ser otra cosa y encontrarse a sí misma. Bajo el estandarte de los Stark, Arya sale a recorrer un mundo nuevo de aventuras, convirtiéndose en lo que siempre quiso, una increíble luchadora que llenará de orgullo a su familia, poniendo su apellido en alto.

La Reina en el Norte

Quién diría que Sansa sí se convertiría en reina al final de todo. La pequeña adolescente obsesionada con ser la esposa de algún rey tuvo que aprender por su cuenta –atravesando grandes desgracias– que ella misma podía ser reina sin ser la esposa de alguien. Si ha habido un personaje que ha crecido increíblemente en ‘Game of Thrones’ ha sido Sansa Stark.

Sobrevivió a las terribles ideas y torturas de Joffrey y Lannister, estuvo al lado de su padre cuando le cortan la cabeza, pierde a su madre y a su hermano de la manera más vil posible, sobrevivió a Ramsey Bolton y a las babosadas de un manipulador Littlefinger, y llegó a convertirse en Lady de Winterfell con pensamientos estratégicos que le salvaron el pellejo a Jon en momentos en los que casi no la cuenta. Ver cómo los señores de Winterfell la coronan como Reina en el Norte resulta bastante satisfactorio al menos para su arco de personaje. ¡Larga vida a Lady Sansa!

Jon se reúne con Ghost

Tras cuarto episodio de la última temporada de ‘Game of Thrones’, los fans no perdieron la oportunidad de destruir a los guionistas y al equipo de producción de la serie por no darnos una digna despedida entre Jon y su lobo Ghost, considerándolo como uno de los actos más insensibles que Jon había cometido en su vida. Sin embargo, poco sabíamos que volverían a verse tan pronto como en dos episodios.

Esta escena es emocionante no solo por el esperado abrazo entre Ghost y Jon, sino porque es lo único que le queda después de perderlo prácticamente todo. También es una reafirmación que, a pesar de la sangre Targaryen que corre por sus venas, Jon realmente se siente como un Stark, por lo que volver a Ghost es como volver a casa, aun cuando está más allá de El Muro.

Estas han sido las escenas más importantes del último capítulo de ‘Game of Thrones’, sabemos que hay muchas más, pero estas son las que más lograron aportarle a la historia, a pesar de lo que digan los haters de David Benioff y D.W. Weiss. ¿Qué otras escenas agregarías a esta lista?

Si aún no superas el final de ‘Game of Thrones’, te damos unos tips para pasar la resaca del final de la serie más vista de la televisión.