Desde que la Inteligencia Artificial (IA) comenzó a crecer lo suficiente como para identificar ciertos tipos de cáncer, identificar virus como el Zika, e incluso reconocer sus propios errores, pocas personas pueden dudar del alcance de esta tecnología para sustituir las habilidades humanas.

Ahora, una nueva investigación realizada por estudiantes de la Universidad de Brown, EE.UU., ha acercado a la realidad otro escenario que antes parecía solo posible en películas de ciencia ficción: un robot ha aprendido cómo copiar manuscritos y dibujos realizados por humanos.

El autor principal del estudio, Atsunobu Kotani, creó un algoritmo de Deep Learning (Aprendizaje Profundo) que permitió a un robot reconocer con precisión los trazos de bolígrafos utilizados por Kotani, e incluso el orden en que se hicieron los trazos. De esta forma, comenzó a crear “a mano” las palabras y los dibujos reconocidos.

Produciendo un boceto de la Mona Lisa

Con un bolígrafo colocado en su brazo, el robot logró reproducir diversas palabras que anteriormente no había visto, incluyendo la palabra “hola”, que fue escrita por varias personas en 10 idiomas diferentes, incluyendo el urdu, griego, chino, hindi y yiddish. Al principio, la capacidad de reproducción de palabras no fue sorprendente, ya que el robot fue entrenado exclusivamente para reconocer caracteres japoneses.

Sin embargo, lo más destacado del robot fue su capacidad para crear bocetos en líneas gruesas, incluyendo la popular obra ‘La Mona Lisa’. Según Stefanie Tellex, asesora de Kotani en la investigación, una parte importante del logro del robot es la información previa que debe poseer la máquina sobre el orden de los trazos. En este sentido, si se quiere que el robot escriba algo en específico, primero se deben programar el orden de cada trazo.

Tellex y Kotani afirman que este trabajo representa un nuevo logro hacia el mejoramiento de la comunicación entre las personas y los robots. Finalmente, creen que es posible contar a futuro con robots que puedan tomar dictados o reproducir información para colaborar con las personas.