Se sabe que los humanos modernos comparten un ancestro común con los neandertales, nuestros parientes prehistóricos más cercanos. Sin embargo, los detalles sobre cuándo y cómo se separaron son una cuestión de intenso debate dentro de la comunidad antropológica.

Los análisis de ADN antiguo generalmente han indicado que ambos linajes divergieron hace alrededor de 300.000 a 500.000 años, lo que ha influido fuertemente en la interpretación del registro de fósiles de homínidos.

Este pequeño dinosaurio es oficialmente primo del Tiranosaurio rex

Antes de lo estimado

Pero de acuerdo a una investigación realizada por una académica del Colegio Universitario de Londres, los neandertales y los humanos modernos divergieron hace al menos 800.000 años, sustancialmente antes de lo indicado por la mayoría de las estimaciones basadas en el ADN.

El análisis de la evolución de los dientes de los homínidos, incluidos especímenes de neandertales españoles (fila superior), hace retroceder la edad de un ancestro común humano-neandertal.

La investigación, que analizó las tasas de evolución dental en diferentes especies de homínidos –centrándose en los primeros neandertales–, muestra que los dientes de los fósiles homínidos encontrados en Sima de los Huesos, España, se separaron del linaje humano moderno antes de lo que se suponía.

Sima de los Huesos es un sitio de cuevas en las montañas de Atapuerca, donde los arqueólogos han recuperado fósiles de casi 30 personas. Los estudios anteriores datan el sitio hace alrededor de 430.000 años (Pleistoceno medio), lo que lo convierte en una de las colecciones más antiguas y más grandes de restos humanos descubiertos hasta la fecha.

Los homínidos de Sima de los Huesos se caracterizan por tener dientes posteriores muy pequeños (premolares y molares) que muestran múltiples similitudes con los neandertales clásicos.

Es probable que las características dentales de estos homínidos hayan evolucionado a partir de los dientes más grandes y primitivos presentes en el último ancestro común de los neandertales y los humanos modernos.

Comparando tasas evolutivas

La forma dental ha evolucionado a tasas muy similares en todas las especies homínidas, incluidas aquellas con dientes muy expandidos y muy reducidos. Este nuevo estudio examinó el momento en que los neandertales y los humanos modernos deberían haberse apartado para hacer que la tasa evolutiva de los primeros neandertales de Sima de los Huesos sea similar a la observada en otros homínidos.

Sima de los Huesos alberga una de las colecciones más antiguas y más grandes de restos humanos descubiertos hasta la fecha.

Para ello, la investigadora utilizó datos cuantitativos para medir la evolución de la forma dental en diferentes especies de homínidos, asumiendo diferentes tiempos divergentes entre los neandertales y los humanos modernos, y explicando la incertidumbre sobre las relaciones evolutivas entre las especies de homínidos analizadas.

La doctora Aida Gomez-Robles, del Departamento de Antropología del UCL y autora de la investigación, explicó:

“Cualquier tiempo de divergencia entre los neandertales y los humanos modernos más temprana que hace 800.000 años, habría supuesto una evolución dental inesperadamente rápida en los primeros neandertales de Sima de los Huesos”.

¿Qué tienen de especial los gritos humanos?, te revelamos su naturaleza

Hay diferentes factores que podrían explicar estos resultados, incluyendo una fuerte selección para cambiar los dientes de estos homínidos o su aislamiento de otros neandertales que se encontraban en Europa continental.

Sin embargo, la explicación más simple es que la divergencia entre los neandertales y los humanos modernos fue más antigua que 800.000 años. Esto haría que las tasas evolutivas de los primeros neandertales de Sima de los Huesos fueran aproximadamente comparables a las encontradas en otras especies.

Referencia: Dental evolutionary rates and its implications for the Neanderthal–modern human divergence, Sciences Advances, 2019. https://doi.org/10.1126/sciadv.aaw1268

Más en TekCrispy