En el episodio de ‘The Bells’, el penúltimo de ‘Game of Thrones’, Varys vio el final de su vida por conspirar contra Daenerys Targaryen para que Jon Snow ocupara el Trono de Hierro. Sin embargo, a pesar de que La Araña no forme más parte de esta historia, nos preguntamos si su conspiración se hizo cenizas.

Durante esta semana se han generado varias teorías en torno a las andadas de Varys, básicamente hacia dos vertientes: una en la que se habla de que quería envenenar a Daenerys con uno de sus “pajaritos” y una muy curiosa escena donde se quita los anillos antes de morir, y otra concerniente a las cartas que escribió al principio del episodio. Revisaremos ambas teorías para descifrar qué planes dejó preparados.

¿Un anillo venenoso?

Si algo hemos aprendido de ‘Game of Thrones’ –o al menos hasta la temporada siete– es que ningún movimiento, palabra, canción o gesto es fortuito ni queda al aire. En ‘The Bells’ vemos a Varys escribiendo unas cartas –que trataremos más adelante– y luego, antes de ser ejecutado, se quita los anillos y los coloca en un cuenco de metal. ¿Pero por qué esto es tan importante? No lo tomaríamos con tanta atención de no haber sido por el close up que nos dan un indicio de que esta acción podría significar algo o tener repercusiones más adelante.

Todo sabemos que el envenenamiento es uno de los métodos mortales favoritos de ‘Game of Thrones’, vimos a Cersei muy cerca de envenenar al entonces pequeño Tommen durante la batalla de Aguasnegras al sentirse perdida, y ni hablar de la muerte de Joffrey Baratheon, envenenado en su propia boda. Lady Olenna murió más adelante envenenada por Jaime, no sin antes hacerle llegar el mensaje a Cersei de que había sido ella.

¿Cómo envenenó Olenna a Joffrey? Si recordamos el episodio de ‘El león y la rosa’ en la cuarta temporada, Lady Olenna tomó una joya envenenada que pertenecía a un collar de Sansa y la echó en el vino de Joffrey. Ahora, tomando en cuenta de que las joyas en ‘Game of Thrones’ pueden ser mortalmente venenosas, ¿qué tal si uno de estos anillos de Varys era una joya venenosa?

Bien, ¿pero por qué pensar que Varys iba a envenenar a Daenerys? El diálogo inicial entre el eunuco y la pequeña Martha, uno de los pajaritos que utilizaba para espiar y actuar sin que lo descubrieran, da muchas pistas de que morir por envenenamiento estaba en la agenda de Daenerys. Martha le dice a Varys con especial preocupación que la reina no probara bocado, a lo que Varys le dice “intentaremos nuevamente en la cena”.

¿Estaba Varys mostrándose preocupado por la alimentación de Daenerys? No lo creemos, sobre todo por las siguientes líneas de Martha: “Creo que me observan”, –“¿Quiénes?”, pregunta Varys. –“Sus soldados”. Y claro que el trabajo de los guardias reales vigilar lo que cualquier persona que se le acerca a la reina.

Tráiler revela la fecha de estreno de la tercera temporada de 'Marvelous Mrs. Maisel'

Luego, Varys suelta la siguiente frase: “¿Qué te he dicho, Martha? Mayor el riesgo, mayor es la recompensa”. Este riesgo no podríamos interpretarlo como otra cosa que una conspiración, que, aunque Varys no pudo lograr su cometido en vida, puede que con los anillos que dejó, Martha podría llevar a cabo la tarea inconclusa.

Una carta podría cambiarlo todo

Realmente esperamos que Daenerys no muera porque Martha logre envenenarla, si bien esa es una posibilidad –y de esta temporada se puede esperar prácticamente todo–, sería algo decepcionante y terminaría por echar completamente a la basura la profecía de Azor Ahai.

¿Qué decían las cartas de Varys? No es ningún secreto. En el episodio, colocándolo en pausa, se puede leer la mayoría del mensaje que en resumen decía que Jon Snow era el verdadero heredero del reino, pues era el hijo de Rhaergar Targaryen y Lyanna Stark. Como vimos en este y el episodio anterior, Varys consideraba que quien debía ocupar el Trono de Hierro era Jon, pues ya había visto en Dany que “la locura se acerca”.

Ahora, ¿a quién le pudo haber enviado esas cartas Varys? Básicamente a las casas que quedan en Westeros, entre ellas Dorne, que ahora cuenta con un nuevo príncipe del cual no sabemos nada sino su nombre: Quentyn Martell.

Esto es muy importante, pues como los Martell son tradicionalmente unos aliados de la casa Targaryen, necesitaban saber que a) Daenerys no es la última Targaryen que existe y b) que el que existe no está loco y hambriento de poder como Dany. Otras casas que quedan en Westeros están en El Valle de Arryn y Riverrun, con sus respectivos lores, Robyn Arry y Edmure Tully, obviamente fieles al Norte.

Al conocer que Jon Snow, criado por Ned Stark y por la mismísma Catelyn Tully-Stark, parece más sencillo que se alíen con el legítimo heredero al Trono y, además, Sansa podría venir una vez más al rescate de Jon con los Amos del Valle, tal como hizo en la Batalla de los Bastardos. Más allá, el nombramiento de Gendry como el Lord Baratheon se le podría revertir a Dany, ya que al evaluar la situación –y que su cuñado sería el Rey de los Siete Reinos–, podría terminar por apoyar a Jon Snow también.

¿Cumplirá Varys con su conspiración desde el más allá? ¿Lograrán las casas restantes acabar con la Reina Loca y proclamar al rey que traerá la paz a los Siete Reinos? Lo sabremos este dominGOT.

 

Más en TekCrispy