Tras el repentino incremento en el valor del mercado de las criptomonedas, las tendencias internacionales han empezado a dar señales de cambio, especialmente en lo que respecta al uso de aplicaciones de exchanges reconocidos como ‘Coinbase’.

No es de extrañar que el exchange esté rompiendo récords en tendencias actualmente, considerando que llegó al tope de las aplicaciones con más descargas en la ‘App Store’ en tan solo días; además, posicionándose junto a otras aplicaciones en tendencia como ‘HBO’, ‘YouTube’ e incluso el popular videojuego ‘Fortnite’.

Trayendo este hecho al frente, lo primero que se infiere del panorama actual es un posible aumento en la cantidad de inversionistas institucionales, seguido de más empresas o instituciones financieras sumándose al mercado descentralizado.

Ex "regulador" de la App Store dice estar preocupado por las prácticas antimonopolio de Apple

Tal como mencionó el CEO de ShapeShift, Erik Voorhees, en una charla reciente con Bloomberg’, en donde destacó algunos puntos por considerar en el panorama actual de negocios con monedas digitales, así como sobre la naturaleza de las burbujas en el medio descentralizado:

Las personas esperan a que [el valor a la baja] haya finalizado, hasta sentirse nuevamente seguros de volver a incursionar en las criptomonedas […] están tomando el mercado mundial.

Otro punto por enfatizar con relación al exchange es su reciente movida en pro a desbancar al Tether. De hecho, uno de los voceros de Coinbase ofreció declaraciones en pasadas semanas sobre el desarrollo de su stablecoin, el ‘USD Coin’:

A diferencia de otras criptomonedas, cada USDC está respaldado por $1 USD que pasará por auditorías de transparencia mensuales. Hay más de 300 millones de monedas de USD en circulación hoy en día, respaldadas por más de 100 partidarios del ecosistema. Por estas razones, vemos al USDC como un paso importante hacia un sistema financiero más abierto.

Ciertamente, estas señales vaticinan grandes cambios, así como el crecimiento de una industria que promete optimizar el sector financiero del futuro.

Más en TekCrispy