Los líderes de muchas organizaciones parecen no estar dispuestos a invertir en tecnología blockchain pues consideran que esta “carece de aplicación práctica”. Así lo informó Supply Management Magazine en un artículo reciente, basándose en los comentarios emitidos por diferentes representantes durante el Supply Management Forum.

El evento desarrollado en la ciudad de Londres la semana pasada, reunió a un grupo de líderes de empresas de adquisiciones que debatieron sobre la tecnología blockchain y sus usos dentro de las organizaciones.

Richard Harding, director de transformación de compras globales de Jaguar Land Rover Global, declaró que aún no ha visto un caso de uso de blockchain que lo convenza de invertir su tiempo en ello. Señala que su firma aplica dos criterios para tomar decisiones sobre inversiones en tecnología:

“Uno es el ahorro de costos y el otro es la liberación de capacidad: ¿Cuántos equivalentes a tiempo completo ha ahorrado en el tiempo al introducir esta automatización? ¿Para liberar el tiempo de las personas que deberían pagarse para entregar las estrategias de valor agregado?”.

Su idea fue apoyada por Robert Wren, consultor de adquisiciones de Robert J Wren Consulting, quien reconoce que “blockchain es una teoría maravillosa, pero carece de una aplicación práctica”.

Por su parte, Stefanie Seff, líder estratégico de adquisiciones en el Thurrock Council, dijo durante el foro que puede ver el beneficio, pero que “nadie ha podido demostrar nada y no estamos gastando dinero en algo hasta que esté probado“.

Sin embargo, Alex Pradhan, analista principal de Gartner, considera que la mayoría de los proyectos basados en tecnología blockchain se mantienen en su fase piloto. Esto debido a “la inmadurez de la tecnología, la falta de estándares, el alcance demasiado ambicioso y la falta de comprensión de los beneficios que puede ofrecer blockchain a las cadenas de suministro”.

La misma compañía publicó un informe titulado “Predicciones sobre el futuro de las operaciones de la cadena de suministro de 2019”, que indica que el 90 por ciento de los proyectos de cadenas de suministro asociados a la blockchain sufrirán “fatiga” para el 2023 por falta de casos de uso.

A pesar de ello, son muchas las compañías que siguen apostado por dicho protocolo en el sector de la cadena de suministro. Un ejemplo reciente de ello lo comprende la asociación del fabricante Avery Dennison y la marca de ropa de lujo 1017 ALYX 9SM  con la firma de software EVRYTHNG.