Muchas veces Vitalik Buterin se ha vanagloriado de lo descentralizada que es la blokchain de Ethereum. Sin embargo, una investigación de Chainalysis encontró que un tercio de todo el ETH del mundo está en mano de solo 376 personas.

Algo curioso es que, según este estudio, a pesar de que estas entidades controlan una gran parte de la oferta circulante de ETH, son responsables de solo el 7% de todas las transacciones. Por tanto, estas “ballenas” no tienen un impacto significativo en el precio del ETH, pero sí hacen que el mercado sea más volátil a diario con sus grandes ventas.

El estudio definió a una ballena como uno de los 500 principales propietarios de criptomonedas, excluyendo los servicios, que almacenan sus tenencias fuera de los exchanges. El objetivo de Chainalysis con este trabajo era identificar si estos grandes inversores podrían influenciar el mercado con sus movimientos.

Para ello, utilizaron un modelo de autorregresión vectorial (VAR), comúnmente utilizado en el análisis de series de tiempo financieras, porque explica estas interdependencias entre las variables de precio y flujo.

Huawei P Smart Z, el nuevo terminal con cámara retráctil se filtra por completo

No obstante, tal como se mencionó anteriormente, no se consiguió evidencia de que las ballenas influencien el mercado de ETH. Pero sí hallaron otro dato interesante: En promedio, un aumento de 1% en los precios de Bitcoin conduce a un aumento de 1.1% en los precios del ETH un día después.

También destacan que “en promedio, una ballena que envía 1 millón de USD en ETH un gap de dos días conduce a un aumento de 0.1 unidades en la volatilidad intradía hoy, que es relativamente pequeño considerando que los valores de la volatilidad intradía varían de 0.02 mínimo a 417 máximo”.‍

Así pues, el equipo de investigación cree que el impacto de las ballenas en el mercado está sobrevalorado. Aunque no todo está dicho, Chainalysis seguirá tratando de mejorar su modelo para sacarle más información a los datos del mercado.

Más en TekCrispy