En esta era donde la tecnología cambia a pasos agigantados y con mucha velocidad, las diferentes compañías y fabricantes se encuentran ideando siempre nuevas formas de superar a su competencia, algunas incluso van más allá de lo esperado.

Algunas empresas aprovechan diversas situaciones para ‘criticar’ de manera sutil a su competencia. Y es allí cuando vemos que las grandes empresas tecnológicas hacen uso de su equipo de publicidad para quitarle participación a la competencia.

Pero si aún no lo has notado, aquí te dejamos tres ejemplos de marcas que se han burlado sutilmente de la competencia.

Google Vs. Apple

Aunque no nos parezca muy conocida esta situación, es más común de lo que creemos, pues firmas de la talla de Google han puesto en marcha una campaña en contra de nada más y nada menos que Apple y la popular muesca del iPhone X.

Desde hace unos meses la compañía de Mountain View montó un tweet “casual” destacando las características de la función de Visión Nocturna del Google Pixel 3 mencionando que estas superaban a las del iPhone XS.

Sin embargo, eso no quedó allí, pues recientemente Google fue más allá y presentó un anuncio publicitario en varias ciudades donde muestra que puedes adquirir un Google Pixel 3a en un precio dos veces más económico que el iPhone X.

Samsung Vs. Apple

Samsung es otra de las compañías que suele lanzar característicos spots publicitarios criticando a la competencia, principalmente en contra de Apple. Hace un tiempo la compañía surcoreana realizó varios videos donde preguntaba por una característica específica del Galaxy S9 que desde luego no está disponible en el iPhone X.

¿Es recomendable confiar ciegamente en algoritmos?

Todo esto con la finalidad de persuadir a los usuarios de Apple a que comiencen a probar los equipos de Samsung que ofrecen diversas funcionalidades que pudiesen ser más atractivas.

Mac vs. PC

Este es un claro ejemplo de que la competencia entre compañías no es algo reciente, una campaña publicitaria de Apple lanzada en 2006 hasta 2009, se enfocó en lanzar miles de parodias donde se burlaban en cierta forma de los equipos de Microsoft con grandes cajones y sistemas obsoletos.

Después de esta campaña Microsoft también decidió usar su creatividad no solo para competir a nivel comercial sino lanzando nuevos equipos.

Aunque este tipo de publicidad nos pueda parecer un poco infantil, han causado reacciones en los usuarios, aunque tal vez no las esperadas, ya que varios usuarios podrían cambiarse a los equipos de la competencia o se mantengan fieles a la marca, ofreciendo excelentes resultados a la larga.

Sin embargo, el éxito de “robarle” un cliente a la competencia dependerá de la “sutileza” y la gracia con la que la marca ejecute el mensaje.

Más en TekCrispy