Interactuar con pantallas es un hecho común de todos los días. Estamos rodeados de ellas, nuestros teléfonos, televisores, laptops y hoy en día, hasta neveras y hornos, cuentan con pantallas incorporadas para brindar una experiencia del usuario más cómoda y adecuada.

Todos lo hemos hecho, aquí no hay inocentes. Por ejemplo, estás viendo un capítulo muy movido de tu serie favorita en tu televisor y en plena acción le escribes un mensaje por Whatsapp a tu mejor amiga gritando de emoción por lo que está pasando, quizás puedes revisar y colocar algo en redes sociales, como Twitter o en las historias de Instagram, compartir experiencias en tiempo real con muchas personas es una experiencia fascinante o también pasa que hay un evento o dato interesante en el programa de TV del cual deseas saber más y vas directo a Google a averiguarlo.

Todos estos escenarios (y más) son frecuentes en nuestro día a día, cada día nuestra atención debe dividirse en diversas pantallas, sin embargo, realmente ¿Qué tan común es esto?

Multipantallas everywhere

Según eMarketer 70% de los estadounidenses usa su teléfono móvil mientras mira la televisión, es decir, aproximadamente 180 millones de personas usa dos pantallas simultáneamente.

En el mismo estudio podemos darnos cuenta que esta es una actitud que se viene dando con mucha frecuencia desde el año 2016 en donde 63% de los estadounidenses (157 millones) lo practicaba.

¿Qué hacen los usuarios mientras usan dos pantallas?

Punto para lo creadores de contenido, la mayoría de las cosas que hacemos con nuestros teléfono delante de una pantalla, está relacionado con lo que se muestra en ella.

Según un estudio realizado por la empresa de investigación de mercado, Nielsen, 71% de los usuarios buscan información concerniente a los contenidos que se muestran en la TV, otro 41% envía emails/texto/Whatsapp, mientras que 35% busca información sobre anuncios publicitados en nuestra televisión o laptop.

También Nielsen hace un interesante estudio sobre nuestro comportamiento cuando estamos escuchando contenido netamente auditivo, ya sea la radio, música o un podcast. Los resultado arrojados son ligeramente distintos con respecto a nuestro comportamiento con material audiovisual, sin embargo, guardan relación: 51% busca información relativa al contenido que escucha, 31% usa la mensajería directa.

Muchas pantallas, más oportunidades

Sin dudas para las agencias y marcas saber dónde posicionar sus campañas es uno de los grandes dilemas, sin embargo, puede surgir una buena oportunidad ya que muchas marcas pueden complementar la información haciendo uno de dos plataformas.

Por ejemplo, Game Of Thrones publica contenido durante la emisión de sus episodios ya que tiene conocimiento que gran parte de sus seguidores participa constantemente mientras sucede, esto amplía el debate y da más exposición a la marca.

O cómo los premios de cine o de música invitan a los espectadores a compartir en redes sociales quiénes piensan que deberían ganar o qué momento ha sido el mejor del programa. Constantemente las personas viendo el programa participan en alguna red determinada utilizando el hashtag que el evento promociona.

Cada vez más nuestra vida se llenará de pantallas, por nuestra parte deberemos aprender a administrar su uso, mientras que desde el punto de vista de la publicidad, se muestra toda una nueva posibilidad de aumentar nuestra exposición hacia diversos productos y servicios. Sin duda, es una nueva forma de entender a la audiencia y crear contenido más efectivo.

Más en TekCrispy