Foto: Axios

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha firmado una orden ejecutiva donde declara un estado de ‘emergencia’ a nivel nacional por los riesgos de seguridad nacional asociados a los equipos de telecomunicaciones fabricados en el extranjero.

El documento prohíbe a las empresas locales el uso de cualquier dispositivo o sistema de telecomunicaciones que el Secretario de Comercio considera como una ‘amenaza’ contra la seguridad del país. A pesar de que la orden no menciona a ninguna compañía en particular, el decreto se presenta en medio de un constante ataque por parte de EE.UU. contra Huawei, por sus presuntos esfuerzos de espionaje patrocinados por China.

Hasta el momento, Huawei ha sido objeto de un escrutinio cada vez mayor por parte de los reguladores del país norteamericano por sus presuntos vínculos con el Partido Comunista chino, aunque Huawei ha dejado más que claro que todo se trata de una estrategia política, y EE.UU. tampoco ha presentado pruebas sobre sus afirmaciones.

Huawei le da la bienvenida a la medida

En declaraciones a The Hill, el director de tecnología de Huawei, Andy Purdy, aseguró que la compañía recibía con satisfacción la medida, ya que EE.UU. se sentiría más seguro desde el punto de vista de su seguridad nacional. En este sentido, el ejecutivo dijo que agradecía que el país prohibiera la tecnología, si eso contribuía a resolver sus preocupaciones. Estas declaraciones se produjeron horas antes de la firma de la orden ejecutiva por parte de Trump.

Montana aprueba proyecto de ley para eximir los tokens de utilidad de las leyes de valores

Asimismo, Purdy dijo que Huawei se ha mostrado dispuesto a establecer un diálogo con el Gobierno de EE.UU. y firmar un compromiso anti-espionaje, a fin de apaciguar los ánimos de los reguladores sobre la posible intervención de China en los asuntos del país norteamericano. Sin embargo, estos intentos han sido infructuosos.

Un acuerdo entre EE.UU. y Huawei para garantizar el ‘no espionaje’ de la firma china, no solo demostraría que la empresa no está vinculada con el gobierno chino, sino que también los usuarios y las empresas se verían beneficiados de la tecnología de Huawei.

Más en TekCrispy