Facebook aplicará restricciones en su servicio de live-stream, tal como había contemplado hace poco menos de dos meses, tras el ataque terrorista ocurrido en Nueva Zelanda.

La red social empezará a aplicar una llamada “política de ataque” en Facebook Live, con el fin de evitar las transmisiones de videos violentos en vivo, como ocurrió hace unos meses, cuando un terrorista transmitió en vivo el video de un tiroteo masivo desde Nueva Zelanda, video que fue visto más de 4,000 veces.

De acuerdo con lo publicado en el blog, Facebook prohibirá la transmisión de usuarios que violan los estándares comunitarios de la plataforma, la compañía afirma que estras restricciones también se aplicarán en otras secciones de la plataforma, no solo en Facebook Live.

Nuestro objetivo es minimizar el riesgo de abuso en Live y permitir que las personas utilicen Live de una manera positiva todos los días.

Guy Rosen, vicepresidente de integridad de Facebook en una publicación de blog dijo que la plataforma espera aplicar estas restricciones en otras secciones de la red social en el futuro.

Ataque en Nueva Zelanda

La decisión de Facebook surge después que en meses pasados, miles de personas presenciaron cuando un hombre irrumpió en una mezquita en Nueva Zelanda, donde asesinó a 50 personas. El ataque fue transmitido en vivo y los seguidores en Facebook de Brentan Tarrant, presunto tirador, fueron los primeros en ver el video filmado al estilo de un videojuego.

Después de los horribles ataques terroristas en Nueva Zelanda, hemos estado revisando qué más podemos hacer para evitar que nuestros servicios se utilicen para causar daño o propagar el odio.

El video fue visto por 4,000 personas antes de que alguien reportase el mismo y la red social lo retirara.

Facebook otorgará acceso a investigadores independientes a datos privados de usuarios

Posteriormente, miles de usuarios de Facebook compartieron la grabación que se hizo viral en redes sociales. Facebook reportó que eliminó cerca de 1,5 millones de videos del tiroteo masivo, mientras que YouTube señaló un “volumen sin precedentes” de videos relacionados con el ataque.

Aunque las redes sociales vinculadas a Facebook retiraron la información vinculada con el atacante y los videos compartidos, este logró colarse en otras plataformas como Twitter y YouTube, siendo un claro ejemplo del alcance de las redes sociales en la actualidad y las consecuencias que puede generar el mal uso de los mismos.

Facebook también anunció que se asociaría con más investigadores y universidades para mejorar la “tecnología de análisis de imagen y video” de la plataforma.

Más en TekCrispy