Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad Macquarie, en Australia, ha revelado que los peces no son los únicos afectados por la contaminación plástica. Los expertos afirmaron que este daño también afecta a los microorganismos presentes en el mar, incluyendo a aquellos que nos ayudan a respirar.

Microorganismos olvidados

Análisis microscópico del Prochlorococcus / Foto: The Chisholm Lab

El Prochlorococcus es el microorganismo fotosintético más abundante del océano, y es responsable de favorecer la producción del 10 por ciento del oxígeno que respiramos. Ahora, los investigadores de Macquarie han demostrado que este tipo de bacterias también son susceptibles a la contaminación plástica.

Según Lisa Moor, coautora del estudio, a diferencia del riesgo que representa para los animales la ingesta de desechos plástico o morir enredados en ellos, la amenaza que este tipo de contaminación representa para la bacteria fotosintética no ha recibido la atención suficiente. Se trata del primer estudio que aborda la manera en que el plástico influye en el Prochlorococcus, cuya población a escala global es de 3 octillones de individuos. En una entrevista a The Independent, Moor explicó:

Una de cada diez respiraciones de oxígeno que se inhala es gracias a estos pequeños, pero no se sabía casi nada sobre cómo las bacterias marinas, como el Prochlorococcus, responden a los contaminantes humanos.

Efectos en la genética del Prochlorococcus

Durante las pruebas, los expertos analizaron los efectos que los químicos del plástico generaban en esta bacteria. Para ello, utilizaron dos cepas de Prochlorococcus que fueron extraídas de diversas zonas del mar y a diferentes profundidades, y las expuso a dos productos comunes del plástico: bolsas grises de polietileno de alta densidad, y esteras de PVC.

Científicos usan bacterias para producir una sustancias alucinógena a gran escala

En este sentido, los investigadores descubrieron que dicha exposición perjudicó el crecimiento y la manera en que operan estos microorganismos, incluyendo su producción fotosintética. Asimismo, se encontró que la exposición al plástico alteró la expresión de una buena parte de sus genes.

Por su parte, Sasha Tetu, autora principal del estudio, afirmó que si realmente queremos comprender el impacto de la contaminación plástica en el ecosistema marino y estudiar formas de erradicarla, es importante tener en cuenta su impacto en los grupos clave de microorganismos, incluyendo los fotosintéticos.

Más allá de esto, los investigadores consideran que pasarán décadas antes de que la acumulación de plástico sea tal en el océano que afecte a las poblaciones de Prochlorococcus a escala global. El próximo paso para los investigadores es llevar estas pruebas al campo.

Referencia: Plastic leachates impair growth and oxygen production in Prochlorococcus, the ocean’s most abundant photosynthetic bacteria. Communications Biologyvolume 2, Article number: 184 (2019). DOI: 10.1038 / s42003-019-0410-x

Más en TekCrispy