Los amantes del café son capaces de reconocer que una cafetería está en la zona aun cuando se encuentre muy lejos, ya que su adicción a la cafeína permite detectar su aroma incluso en pequeñas cantidades. Un estudio realizado por la Universidad de Portsmouth halló que los adictos al café no solo son más sensibles al aroma de esta popular bebida, sino que cuando tienen un fuerte antojo su habilidad para detectar el olor se hace aún más fuerte.

El estudio conducido por el doctor Lorenzo Stafford, un experto en olfato del Departamento de Psicología en Portsmouth, arrojó interesantes resultados que podrían utilizarse para nuevas terapias de aversión para personas que son adictas a ciertas drogas con olores característicos como el tabaco y la marihuana.

¿Por qué Suiza considera que el café no es esencial para la vida?

¿Cómo la adicción a una sustancia puede volvernos más sensibles a su olor?

Mientras más alto es el consumo de cafeína en una persona, más rápido reconoce el café.

De acuerdo con Stafford, “mientras más alto es el nivel de consumo de cafeína en una persona, más rápido reconoce el olor al café”. Esto permite que el olfato de los adictos al café se optimice para percibir con más precisión el aroma de esta bebida, incluso a niveles casi imperceptibles para aquellos que no toman café.

“Encontramos que aquellos usuarios que consumen altas dosis de cafeína son capaces de detectar el olor de un químico de café altamente diluido en concentraciones más bajas, una habilidad relacionada con su nivel de antojo. Cuanto más deseaban cafeína, mejor es su sentido del olfato hacia el café”.

Desde investigaciones previas, se ha relacionado la idea de que las pistas de algunas drogas –como el olor del alcohol– podrían disparar el antojo en las personas, sin embargo, este reciente estudio ha dado a conocer que, con una droga levemente adictiva como el café, ese antojo podría estar vinculado a una mayor habilidad de detectar tal sustancia.

Nueva perspectiva describe cómo la nariz se adapta a los olores

Esto sugiere que los cambios en la habilidad para detectar el olor del café podrían ayudar a detectar niveles de dependencia hacia ciertas drogas. Para llegar a esta conclusión, los investigadores realizaron dos experimentos en el que buscaron examinar si existía alguna diferencia en las habilidades de detectar el olor del café entre una persona adicta al café y otra que no lo es.

Mientras más café consumes, más antojos de café tienes

La adicción a ciertas sustancias no optimiza el sentido del olfato como tal, sino la habilidad de reconocer el olor de la sustancia a la que se es adicto.

El primer experimento participó un total de 62 personas, hombres y mujeres, que se dividieron en grupos entre los que tenían un consumo moderado –entre 1 y 3.5 tazas de café al día– y los que tenían un consumo alto de cafeína –que beben entre 4 o más tazas de café al día–. Cada persona tenía los ojos tapados mientras se les pedía identificar el olor del café y del aceite esencial de lavanda lo más rápido que pudieran. Adicionalmente, cada persona debía responder un cuestionario sobre antojos de cafeína.

Los resultados confirmaron la hipótesis de los investigadores: mientras más café consume una persona, más fuertes son sus antojos de consumir la bebida. En otro experimento en el que participaron 32 personas, el procedimiento fue similar al anterior, solo que se les pidió diferenciar el olor del café de otro olor no asociado con la comida.

Perder el sentido del olfato está relacionado con un mayor riesgo de muerte

Las personas que consumían altas dosis de café fueron más sensibles al olor del café, pero en el olor no asociado a comida, no mostraron ninguna diferencia con aquellos con un consumo moderado de café. Estos hallazgos podrían resultar en un aporte interesante para el tratamiento de adicciones a sustancias como el alcohol y a la marihuana, en terapias de condicionamiento para generar aversión a estos olores.

Referencia: Coffee addicts really do wake up and smell the coffee: https://m.medicalxpress.com/news/2019-05-coffee-addicts.html

Más en TekCrispy