Con un fallo de cinco votos a favor y cuatro en contra, la Suprema Corte de Estados Unidos dictaminó que los consumidores finales también podrán establecer demandas a Apple por prácticas antimonopolio en la App Store.

De acuerdo con CNBC, el juez Brett Kavanaugh, fue el encargado de escribir el fallo de la mayoría, que señala que Apple podrá recibir demandas de compradores de aplicaciones de la App Store. Este resultado se basó en los argumentos presentados el año pasado en la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito, relacionado con el caso Apple-Pepper, donde señalaron que la compañía de Cupertino se encontraba monopolizando la App Store.

En el polémico caso Apple vs Pepper, se puso sobre la mesa el hecho de que Apple estaba monopolizando su App Store de manera ilegal, puesto que al cobrar una comisión del 30% a los desarrolladores de aplicaciones, estos tenían que inflar los precios de las mismas, por lo que los usuarios finales terminaban pagando más del precio estimado.

En este sentido, además de los desarrolladores, los usuarios también se ven afectados por estas políticas de la compañía de la manzana mordida, aunque en su momento Apple alegó que los usuarios no podrían demandar.

“La línea que dibuja Apple no tiene mucho sentido, aparte de ser una forma de sacar a Apple de esta y otras demandas similares”, dijo Kavanaugh en el documento.

Fase inicial: Compradores pueden demandar

Cabe destacar que este fallo se refiere a que los compradores pueden demandar a Apple por las prácticas antimonopolio en la App Store. No obstante, el juez aclara que no comprende el resultado de la demanda antimonopolio en contra de la compañía, sin embargo, esta “fase inicial” como dijo el juez podría desencadenar una ola de nuevas demandas en contra de la empresa, así como nueva investigaciones.

En esta primera etapa de alegatos del litigio, no evaluamos los méritos de las demandas antimonopolio contra Apple, ni consideramos ninguna otra defensa que Apple pueda tener. Simplemente sostenemos que la regla del comprador directo de Illinois Brick no impide que demanden a Apple conforme a las leyes antimonopolio.

Apple y la doctrina del ‘Ladrillo de Illinois’

Recordemos que en 2014 Apple ganó la demanda inicial por antimonopolio, pero el Noveno Circuito continuó investigando a la empresa y reabrió el caso en 2017. Si bien, en su momento los demandantes tendrían todas las de ganar con este caso, la compañía de Cupertino acudió a la doctrina del Ladrillo de Illinois, que establece que “compradores indirectos” no pueden demandar a una empresa por daños antimonopolios, alegando que sus usuarios finales comprar apps de los desarrolladores, y no pertenecen a la App Store.

'Haz una última gran cosa con tu iPhone', la nueva propuesta de Apple

Y aunque el caso fue expuesto en 2018, donde los demandantes recibieron el apoyo de 30 fiscales generales, no fue sino hasta ahora que la Corte Suprema ha dictaminado lo que la compañía temía: Apple podrá recibir demandas de cualquier persona que considere que la tienda está abusando de su poder.

Esto sin duda marcará un gran precedente no solo para Apple, sino para el resto de las compañías tecnológicas como Google que también enfrentan demandas por prácticas antimonopolio. Sin embargo, Apple es una de las más afectadas puesto que ya iniciaron una investigación a fondo solicitada por Spotify, una de las compañías de servicio de streaming de música, por lo que si le sumamos nuevas demandas por parte de compradores finales, podría traducirse en desembolsillar millones de dólares en reembolso para los demandantes.

Más en TekCrispy