Una pieza faltante del monumento megalítico Stonehenge ha sido devuelta al Reino Unido luego de 60 años de haber desaparecido del sitio durante los trabajos de excavación. Desde entonces, el pedazo de piedra de poco más de un metro de longitud ha viajado a través del Océano Atlántico y EE.UU. con el hombre que la tomó.

La piedra fue tomada como un ‘recuerdo’

Robert Phillis / English Heritage a través de Business Insider

Según English Heritage, la organización que preserva el lugar prehistórico, la piedra en forma de tubo fue tomada en 1958 por Robert Phillips, un británico que trabajó en el proyecto de restauración del sitio. Phillips emigró con la pieza a EE.UU., llevándola consigo como un preciado trofeo a cada lugar a donde se ha mudado, incluyendo Nueva York, Chicago, California y Florida, donde reside actualmente.

A pesar de que la piedra era un preciado recuerdo en la colección de objetos de Phillips, el hombre decidió devolverla a su hogar en la víspera de su cumpleaños número 90. En este sentido, envió a sus hijos Lewis y Robin Phillips al Reino Unido para hacer la entrega formal de la pieza, que hasta ahora se consideraba como “desaparecida”.

Todavía faltan piezas

Excavaciones de Stonehenge (1958) / English Heritage

Durante las obras de excavación realizadas en 1958, los arqueólogos descubrieron grietas en una de las piedras dispuestas de forma vertical, y la reforzaron perforando núcleos a través de la piedra para insertar varillas metálicas. Las grietas se cubrieron con tapones pequeños elaborados con sarsen, un material que también se encontró en las excavaciones.

Asimismo, se perforaron 3 agujeros de 32 milímetros a través de dicha piedra, lo que generó la extracción de 3 núcleos de casi 25 milímetros de diámetro. Uno de estos núcleos es la pieza faltante entregada por Phillips, sin embargo, English Heritage dijo que se desconoce la existencia de los otros dos núcleos. Por ello, la organización ha habilitado un correo electrónico para cualquier información que se conozca sobre su paradero.

Antiguos depósitos de orina detallan la transición de la caza al pastoreo

Un redescubrimiento que contribuye a la investigación

La curadora Heather Sebire, de English Heritage, afirmó que la organización estaba agradecida por la decisión de Phillips de devolver la piedra a su lugar de origen. En este sentido, los arqueólogos consideran que este trozo de piedra podría contribuir en la investigación sobre el origen de las piedras más grandes de Stonehenge.

La Universidad de Brightom también participa en la investigación, donde se ha estudiado la composición química de las rocas para determinar el origen de los bloques de casi 22 toneladas. Recientemente, los arqueólogos obtuvieron permiso para extraer y estudiar piezas más pequeñas de las piedras sin necesidad de perforarlas.

David Nash, profesor de la Universidad de Brighton y líder de la investigación, afirmó que el origen de las piedras podría radicar en un sitio cercano Malborough Downs, sin embargo, los resultados preliminares de sus análisis sugieren que los sarsens provienen de más de una ubicación.

Aunque hoy en día, es posible que alguien vaya a la cárcel por robar una pieza de cualquier monumento como lo hizo Phillips, el enfoque investigativo y los esfuerzos de conservación de la década de 1950 eran totalmente diferentes a los actuales.

Referencia: Missing piece of Stonehenge returned. English Heritage. Article published May, 8 (2019). Link: https://www.english-heritage.org.uk/about-us/search-news/pr-stonehenge-core/

Más en TekCrispy