El Departamento de Justicia de los Estados Unidos levanto 15 cargos contra un grupo de piratería denominado “The Community” que aplicaba el intercambio de SIM para robar criptomonedas, según un comunicado reciente en su sitio web oficial. En la investigación participaron el fiscal federal Matthew Schneider y su colega de la Agencia de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos, Angie Salazar.

Complicidad con empleados de proveedores de telefonía móvil

El fiscal estadounidense informó que se acusaron a seis personas relacionadas con el grupo de piratería de conspirar para cometer fraude electrónico y robo de identidad agravado. Estos fueron cinco estadounidenses y un irlandés, aunque en el caso también están implicados tres ex empleados de proveedores de telefonía móvil.

El grupo de piratería usó el intercambio de SIM, que es un método de robo de identidad que aprovecha la vulnerabilidad en la autenticación de dos factores, para robar criptomonedas. La banda utilizaba este ataque para obtener el número de teléfono de las víctimas para desviar las llamadas y mensajes de texto a los dispositivos controlados por los malos actores. Según la información suministrada, esto muchas veces se lograba sobornando a un empleado de la empresa de telefonía.

“Los miembros de “La Comunidad” acusados ​​ intentaron obtener el control de las billeteras de criptomonedas de las víctimas o las cuentas de intercambio de criptomonedas en línea y robar los fondos de las víctimas”.

Los funcionaron alegan que los acusados ejecutaron siete ataques en los que lograron robar aproximadamente US$ 2,416,352 en criptomonedas.

Bithumb pide a sus clientes dejar de hacer depósitos en su plataforma luego de ataque

La condena por cargos de conspiración para cometer fraude electrónico es de máximo 20 años para cada acusado, mientras que por robo de identidad agravado dos años.

El intercambio de SIM, otra forma de robar criptomonedas

Salazar declaró que las acusaciones son resultado de “una compleja investigación de criptomoneda y robo de identidad liderada por Investigaciones de Seguridad Nacional, que abarcó dos continentes”.

Por su parte, Schneider advirtió que los teléfonos móviles de la actualidad “no solo son un medio de comunicación, sino también un medio de identificación”. De modo que este caso debe servir como referencia a los ciudadanos para proteger su información personal y financiera.

Más en TekCrispy