En exclusiva, Fast Company informó que Google planea ampliar su cartera de emojis al agregar 53 nuevos personajes que denoten la fluidez de género. A manera de demostrar que la inclusión forma parte de sus emojis, la compañía incluirá estos nuevos símbolos en los teléfonos Pixel –con planes de agregarlos luego a los dispositivos Andriod Q–, como una versión beta.

De acuerdo con lo que informan, los nuevos emojis de Google están diseñados para no parecer ni muy masculinos ni muy femeninos con la idea de presentar a la comunidad consumidora de los productos de la compañía un teclado más simplificado con caracteres más universales. Podríamos entenderlo como una modernización de los antiguos “muñequitos” amarillos, color Simpson, básicamente.

Desde sus inicios en 1999, los emojis se han ampliado de un total de 176 a más de 3.000. Sin embargo, este nuevo enfoque “más inclusivo” plantea ciertos problemas que podrían explotarles en la cara en cualquier momento. Por ejemplo, emojis más difíciles de identificar y hasta personas que se muestren en descontento, ya que todas las combinaciones de tonalidades en la piel no formarán parte.

Sin duda Google puede estarse metiendo en terrenos peligrosos, sobre todo entendiendo la situación actual, tan delicada con la discriminación sexual, de género, racial, y demás. Este podría llegar a representar un retroceso para la compañía en comparación con su competencia. Para nadie es un secreto que Apple –junto con WhatsApp– llevan la delantera en este aspecto.

“No hay manera de hacerlo bien”

Por su parte, la diseñadora de Google, Jennifer Daniel le admitió a Fast Company que no existe fórmula precisa y única para “hacerlo bien”.

“El género es complicado. Es una tarea imposible comunicar el género en una sola imagen. Es una construcción. Vive dinámicamente en un espectro. Personalmente no creo que exista una solución de diseño visual, pero creo que evitarlo es el enfoque equivocado. No podemos evitar la raza, el género, cualquier otra cantidad de cosas en la cultura y la clase. Tienes que mirarlo fijamente a la cara para entenderlo. Eso es lo que intentamos hacer: [encontrar] los significantes que hacen que algo se sienta ya sea masculino o femenino, o masculino y femenino”.

No obstante, estas palabras pueden sembrar la semillita de la duda para muchos, que no dudarán al momento de criticar arduamente la decisión de Gooogle, ya que, ¿por qué a ellos se les haría tan complicado, cuando hay compañías que lo están logrando, o, por lo menos intentándolo?

Oficina del Censo de EE.UU. se une a Google y otras tecnológicas para combatir fakenews

Otro problema que presentan los nuevos diseños de emoji es la confusión que se puede llegar a crear cuando los usuarios se comuniquen entre plataformas. Ilustrando un ejemplo más claro, cuando estés enviando un emoji en la bañera desde iOS este es femenino, mientras que quien lo reciba desde Android estará viendo uno masculino. ¿Ven? Se presta a bastante confusión de género.

Muchas de las polémicas que este cambio podría ocasionar, o no, están aún en veremos. Por los momentos, lo que sí se conoce es que estos 53 nuevos emojis son exclusivamente de Google, aunque, Daniel piensa que otras compañías irán por el mismo camino que ellos, eventualmente.

Más en TekCrispy