A pesar de que se estima que en todo el mundo hay al menos 5 millones de personas que tienen lupus, la conciencia acerca de esta peligrosa enfermedad autoinmune es muy baja. Es por ello que desde el año 2003, el 10 de mayo de cada año se celebra el Día Mundial del Lupus, una iniciativa orientada a promover el conocimiento general sobre esta enfermedad.

En concordancia con este objetivo, y siendo hoy el Día Mundial del Lupus, resulta pertinente resaltar los aspectos más sobresalientes de esta enfermedad.

El sistema inmunitario también se puede volver contra tu cerebro

1.- ¿Qué es lupus?

El lupus eritematoso sistémico (LES), comúnmente llamado lupus, es un trastorno crónico autoinmune que puede afectar a cualquier órgano del cuerpo. En las personas con lupus, el sistema inmunológico del cuerpo, que normalmente funciona para proteger contra invasores extraños, se vuelve hiperactivo, formando anticuerpos que atacan a los tejidos y órganos normales y saludables.

Las erupciones en la piel son comunes en las personas que sufre lupus.

2.- Tipos de lupus

La forma más conocida y prevalente de la enfermedad es el lupus eritematoso sistémico. Sin embargo, hay otras formas que incluyen el lupus eritematoso discoide, cuyos síntomas sólo afectan la piel; el lupus inducido por fármacos, el cual se produce debido a una reacción a ciertos medicamentos recetados; y el lupus neonatal, una extraña forma de la enfermedad que afecta a bebés nacidos de madres con la enfermedad.

3.- Factores de riesgo

Aunque se desconoce la causa exacta de esta enfermedad, ciertos factores, como el desequilibrio hormonal, las infecciones virales, los factores genéticos, las toxinas ambientales, los altos niveles de hormonas femeninas y ciertos medicamentos pueden aumentar el riesgo de desarrollar lupus.

La vitamina D puede alargar la vida de pacientes con cáncer

4.- Síntomas

El lupus es una enfermedad cíclica en la que se presentan periodos de remisión, cuando hay pocos o ningún síntoma, y los periodos de brote, en los que se presentan una amplia gama de síntomas, que incluyen fatiga, pérdida de apetito y pérdida de peso, dolor o hinchazón en articulaciones y músculos, hinchazón en las piernas o alrededor de los ojos, glándulas o ganglios linfáticos inflamados, erupciones en la piel, úlceras en la boca, sensibilidad al sol, fiebre, dolores de cabeza, dolor en el pecho al respirar profundamente, inusual pérdida de cabello, artritis y dedos pálidos o púrpuras por frío o estrés, lo que se conoce como fenómeno de Raynaud.

Cada 10 de mayo se celebra el Día Mundial del Lupus, como una forma de promover el conocimiento general sobre esta enfermedad.

5.- Efecto en otros sistemas del cuerpo

El lupus también puede afectar a los siguientes sistemas:

Sistema renal: la inflamación de los riñones (nefritis) puede dificultar que el cuerpo elimine los productos de desecho y otras toxinas de manera efectiva. Alrededor de 1 de cada 3 personas con lupus tendrá problemas renales.

Sistema respiratorio: algunas personas con lupus desarrollan pleuritis, una inflamación del revestimiento de la cavidad torácica que causa dolor en el pecho, especialmente al respirar profundamente. Además, quienes padecen la enfermedad son más propensas a desarrollar neumonía.

Sistema nervioso central: el lupus a veces puede afectar el cerebro o el sistema nervioso central, provocando dolores de cabeza, mareos, depresión, trastornos de la memoria, problemas de visión, convulsiones, accidentes cerebrovasculares o cambios en el comportamiento.

Vasos sanguíneos: puede ocurrir vasculitis o inflamación de los vasos sanguíneos, lo que probablemente afecte la normal circulación.

Sangre: el lupus puede causar anemia, leucopenia (número reducido de glóbulos blancos) o trombocitopenia, una disminución en el número de plaquetas en la sangre que ayudan a la coagulación.

Corazón: si la inflamación afecta al corazón, puede causar miocarditis y endocarditis. También puede afectar la membrana que rodea el corazón, causando pericarditis. Puede provocar dolor en el pecho u otros síntomas. La endocarditis puede dañar las válvulas cardíacas y hacer que la superficie de la válvula se espese y se desarrolle, lo que puede provocar soplos cardíacos.

6.- Otras complicaciones

Tener lupus aumenta el riesgo de una serie de problemas de salud:

Infección: las personas con lupus son más propensas a sufrir infecciones, esto debido a que tanto el lupus como sus tratamientos debilitan el sistema inmunológico. Las infecciones comunes incluyen infecciones del tracto urinario, infecciones respiratorias, infecciones por hongos, salmonela, herpes y culebrilla.

Muerte del tejido óseo: esta es una complicación que ocurre cuando hay un bajo suministro de sangre a los huesos. Una consecuencia inicial es la aparición de pequeñas roturas en el hueso, pero eventualmente, el hueso puede colapsar; esto ocurre más comúnmente la articulación de la cadera.

Complicaciones del embarazo: las mujeres con lupus tienen un mayor riesgo de pérdida del embarazo, parto prematuro y preeclampsia, una afección que incluye presión arterial alta. Para reducir el riesgo de estas complicaciones, los médicos suelen recomendar el retraso del embarazo hasta que el lupus haya estado bajo control durante al menos 6 meses.

El fenómeno de Raynaud (dedos pálidos o púrpuras) es un síntoma frecuente del lupus.
Además de tu nariz, tu lengua también tiene la capacidad de "oler"

7.- Diagnóstico

Como se trata de una enfermedad crónica, cíclica y compleja, muchas personas tienen lupus durante mucho tiempo antes de ser detectada. Debido a que sus síntomas van y vienen e imitan a los de otras enfermedades, el lupus es difícil de diagnosticar. No existe una única prueba de laboratorio que pueda determinar de manera definitiva que una persona tiene lupus.

Para el diagnóstico, los médicos revisan el historial médico y realizan un examen físico y muchas pruebas de rutina y especiales para descartar otras enfermedades.

Muchos médicos también usan los “Once criterios del lupus” del Colegio Americano de Reumatología para ayudar en el diagnóstico del lupus. Los criterios incluyen los síntomas y hallazgos de laboratorio específicos que brindan información sobre el funcionamiento del sistema inmunológico de una persona. En la mayoría de los casos, el diagnóstico de lupus se realiza cuando se han presentado cuatro o más de los criterios en algún momento.

8.- Tratamiento

Actualmente no hay cura para el lupus, pero las personas pueden controlar sus síntomas y brotes con medicamentos y cambios en el estilo de vida.

El tratamiento indicado por los médicos tiene como objetivo prevenir o controlar los brotes y reducir el riesgo de daño a los órganos. Para ello, recurren a recetar fármacos que pueden ayudar a reducir el dolor y la hinchazón, regular la actividad del sistema inmunológico, equilibrar las hormonas, controlar la presión arterial, reducir el riesgo de infección y controlar el colesterol.

El tratamiento exacto dependerá de cómo el lupus afecte al individuo. Sin tratamiento, pueden ocurrir brotes que pueden tener consecuencias potencialmente mortales.

Además del enfoque farmacológico, hay algunas recomendaciones que pueden ayudar a aliviar el dolor o reducir el riesgo de brotes, como participar en actividades de relajación o meditación, incluyendo yoga y tai chi, hacer ejercicio regularmente cuando sea posible, minimizar la exposición al sol y procurar evitar el estrés.

El lupus produce dolor en las articulaciones y músculos.

9.- Datos adicionales

El lupus no es contagioso, ni siquiera a través del contacto sexual.

El lupus no es ni está relacionado con el cáncer. El cáncer es una condición de tejidos malignos y anormales que crecen rápidamente y se diseminan a los tejidos circundantes. El lupus es una enfermedad autoinmune, como se describe anteriormente. Sin embargo, algunos tratamientos para el lupus pueden incluir medicamentos inmunosupresores que también se usan en la quimioterapia.

El lupus no es similar o está relacionado con el VIH o SIDA, en el que el sistema inmunológico está poco activo; en el lupus, el sistema inmunológico es hiperactivo.

Así es como el cáncer testicular puede provocar una enfermedad neurodegenerativa

10.- Panorama

En el pasado, las personas que tenían un diagnóstico de lupus generalmente no sobrevivían más de 5 años. Ahora, sin embargo, el tratamiento puede aumentar significativamente la vida útil de una persona.

A medida que los científicos aprenden más sobre genética, los médicos esperan que algún día puedan identificar el lupus en una etapa más temprana. Esto haría que sea más fácil prevenir las complicaciones antes de que ocurran.

El lupus puede variar de leve a mortal y siempre debe ser tratado por un médico. A pesar de esto, con una buena atención médica, la mayoría de las personas con lupus pueden llevar una vida plena.

Referencias:

Systemic Lupus Erythematosus: An Overview of the Disease Pathology and Its Management. Cureus, 2018. https://dx.doi.org/10.7759/cureus.3288

Systemic Lupus Erythematosus: Definitions, Contexts, Conflicts, Enigmas. Frontiers in Immunology, 2018. https://dx.doi.org/10.3389/fimmu.2018.00387

The Diagnosis and Treatment of Systemic Lupus Erythematosus. Deutsthes Arsteblatt International, 2015. https://dx.doi.org/10.3238/arztebl.2015.0423

Más en TekCrispy