Los resultados de un estudio realizado a finales del año pasado, sugerían que la apendicectomía (extirpación del apéndice) reducía el riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson en aproximadamente un 20 por ciento.

Ahora, una nueva investigación realizada por científicos de la Universidad Case Western Reserve, en Estados Unidos, sugiere todo lo contrario, al encontrar que eliminar el apéndice puede incrementar el riesgo a sufrir Parkinson.

Las personas con autismo tienen un sentido alterado de sí mismos

Hallazgo opuesto

El contradictorio hallazgo es producto de un análisis que examinó los registros de salud de aproximadamente 62 millones de pacientes. De estos, alrededor de 488.000 tuvieron una apendicectomía. Entre los que se sometieron a la cirugía, poco menos del 1 por ciento desarrolló el trastorno neurodegenerativo más adelante en sus vidas.

La enfermedad de Parkinson es un trastorno neurológico que afecta el movimiento, con síntomas que comienzan gradualmente y progresan con el paso del tiempo.

En comparación, menos del 0,3 por ciento de los pacientes que no tuvieron una apendicectomía enfrentaron el mismo destino. Eso significa que, si bien el riesgo general se mantuvo bajo, hubo un riesgo triplicado entre aquellos a quienes se les eliminó el apéndice.

Al respecto, el doctor Mohammed Sheriff, afiliado al Departamento de Medicina Interna de la Universidad Case Western Reserve y coautor del estudio, expresó:

“Con este último estudio encontramos que hay un aumento en la prevalencia de la enfermedad de Parkinson en pacientes con apendicectomías, lo que sugiere una correlación entre ellos”.

A pesar de estos resultados, los autores aclaran que eso no significa que los pacientes deben evitar que se les extraiga el apéndice, dado que los hallazgos no prueban que uno cause al otro, ni aclara la naturaleza exacta del vínculo.

La enfermedad de Parkinson es un trastorno neurológico que afecta el movimiento, con síntomas que comienzan gradualmente y progresan con el paso del tiempo. Los temblores son comunes, y el caminar y el habla pueden verse afectados. A pesar de los enormes esfuerzos realizados, hasta ahora no se cuenta con una cura para la enfermedad.

Vínculo examinado

El vínculo entre la enfermedad de Parkinson y el intestino ha sido examinado anteriormente; sin embargo, los autores del estudio consideraron que los resultados previos eran “inconsistentes”.

Los autores aclaran que los resultados del estudio no implican que los pacientes deben evitar que se les extraiga el apéndice.

Debido a esto, realizaron el análisis actual revisando los datos recopilados por una compañía de registros electrónicos de salud, la cual rastrea la información de pacientes de 26 sistemas de atención médica diferentes.

El último análisis no rastreó exactamente cuánto tiempo había transcurrido entre la realización de una apendicectomía y el inicio del Parkinson entre quienes desarrollaron la enfermedad, pero los investigadores notaron que el mayor riesgo que vieron parecía afectar a ambos sexos, así como a todas las edades y razas.

La mayor parte de los casos de síndrome de acento extranjero tiene un origen psicológico

Si bien este estudio demuestra una asociación entre ambos, los investigadores señala que no hay nada actualmente que nos diga definitivamente que eliminar el apéndice aumenta el riesgo de contraer la enfermedad de Parkinson.

Por tal motivo, se requiere de más investigación para comprender con exactitud la conexión entre el intestino y la enfermedad de Parkinson.

Referencia: Parkinson’s disease is more prevalent in patients with appendectomies: a national population-based study. The Society for Surgery of the Alimentarian Track, 2019. https://bit.ly/2HczWOQ

Más en TekCrispy