En los últimos días, una gran cantidad de propietarios de coches de BMW han reportado que no pueden acceder a la aplicación CarPlay de Apple. Al parecer, el tiempo de inactividad de la aplicación está estrechamente vinculado a ConnectedDrive, el servicio de BMW, el cual ha comenzado a sufrir interrupciones y amenaza con bloquear sus funciones.

Los reportes fueron realizados a través de Reddit, y revelan que debido a esta interrupción, los coches no tienen la capacidad de confirmar que los usuarios pagaron por utilizar CarPlay. A su vez, el hecho de que los vehículos no puedan autenticar el pago, impide a los usuarios tener acceso a la aplicación y a otras funciones de ConnectedDrive.

BMW se limita a reconocer el problema

Por el momento, BMW se ha limitado a reconocer la interrupción del servicio de ConnectedDrive, sin embargo, no ha emitido declaraciones sobre el problema ni ha establecido una fecha para resolverlo.

En el pasado, el fabricante de coches ha ofrecido ConnectedDrive como un servicio único cuando vende el coche, pero en sus últimos modelos se ha comenzado a presentar como una opción bajo suscripción, bloqueando la aplicación CarPlay en caso de que los usuarios no paguen una membresía.

Evidentemente, los usuarios que han comenzado a reportar la interrupción del servicio son aquellos a los que BMW les ofreció ConnectedDrive como una alternativa única “sin pago”. La inconsistencia no parece afectar a todos los usuarios de coches de BMW, pero los informes sugieren que la cantidad de usuarios es bastante grande como para alertar a la compañía a dar una respuesta pronto.

Esta noticia deja en evidencia por qué bloquear aplicaciones como CarPlay mediante servicios de suscripción puede resultar un inconveniente para los fabricantes de coches. Los coches que cuentan con CarPlay como una aplicación local no sufren estas interrupciones, lo que evidencia las verdaderas ventajas de implementar esta herramienta de Apple.

Más en TekCrispy