Desde hace mucho tiempo, Microsoft ha manifestado su deseo de ver un mundo sin contraseñas, y algunas de sus acciones recientes han alimentado esta idea. La más reciente de ellas se produjo a finales de abril pasado, cuando el gigante de Redmond dijo que no cree en la efectividad de sus políticas de caducidad de contraseñas para Windows.

Más cerca de un mundo sin contraseñas

Ahora, la compañía ha dado un paso más allá, y ha obtenido la certificación FIDO2 para su sistema de autenticación Windows Hello. La certificación se aplicará a la actualización 1903 de Windows 10 de mayo de 2019, la cual llegará a finales de este mes, e implica que cualquier dispositivo que ejecute el sistema operativo estará certificado para FIDO2 luego de actualizar Windows.

Cuando la certificación se haya hecho efectiva, los usuarios podrán utilizar Windows Hello, presente en diversos ordenadores portátiles con sensores de huellas dactilares y reconocimiento facial, además del PIN, para tener acceso a herramientas y aplicaciones compatibles con la certificación. Con motivo del anuncio, Yogesh Mehta, Jefe del Programa del Grupo Principal de Microsoft Corporation, afirmó:

Nuestro trabajo con FIDO Alliance, W3C y las contribuciones a los estándares FIDO2 han sido una pieza fundamental del compromiso de Microsoft con un mundo sin contraseñas. Windows Hello se creó para alinearse con los estándares FIDO2, por lo que funciona con los servicios de nube de Microsoft y en entornos heterogéneos. El anuncio de certificación de hoy trae este círculo completo, permitiendo a las organizaciones y sitios web extender la autenticación FIDO certificada a más de 800 millones de dispositivos con Windows 10 activos.

La certificación de FIDO2 para Windows 10 podrá encontrarse en varios navegadores, incluyendo Microsoft Edge, Mozilla Firefox y el nuevo Edge basado en Chromium. Microsoft no descartó la posibilidad de que se incluya soporte para Google Chrome a futuro.