El mareo por movimiento, también llamada enfermedad del movimiento o cinetosis, es una desagradable condición que ocurre cuando las personas están sujetas al movimiento o la percepción del movimiento.

Se trata de una condición común caracterizada por una sensación de malestar provocada por ciertos tipos de movimiento. Los síntomas habituales incluyen mareos, piel pálida (palidez) y sudoración, seguidos de náuseas y vómitos. Las personas afectadas también pueden experimentar hiperventilación (respiración rápida), dolor de cabeza, inquietud y somnolencia. Estos síntomas pueden desencadenarse por muchos tipos de movimiento, en particular, viajar en un automóvil, autobús, tren, avión o bote.

Conflicto sensorial

El mareo por movimiento es muy común. Aproximadamente 1 de cada 3 personas son consideradas altamente susceptibles a esta condición. Por razones que no se comprenden completamente, el mareo por movimiento es más común en algunos grupos de personas que en otros. La afección es más frecuente en mujeres (especialmente durante la menstruación o el embarazo) que en hombres, y más común en niños que en adultos.

Para la mayoría de las personas, los síntomas generalmente no duran mucho y tienden a desaparecer a medida que se acostumbra a la situación.

Los factores que contribuyen al mareo por movimiento no se comprenden bien, pero la susceptibilidad a la condición parece ser en parte genética. Cuando se produce el mareo por movimiento, es probable que sea resultado de un desajuste en las señales sobre el movimiento que proviene de diferentes partes del cuerpo.

El cerebro percibe el movimiento combinando señales del oído interno, ojos, músculos y articulaciones. Cuando los ojos le indican al cerebro que el cuerpo está quieto (por ejemplo, un automóvil en movimiento parece estar parado para la persona que viaja en él), pero los oídos internos y otras partes del cuerpo indican que el cuerpo está en movimiento, se produce un conflicto.

Los investigadores creen que es este conflicto sensorial el que desencadena los síntomas del mareo por movimiento.

Para la mayoría de las personas, los síntomas generalmente no duran mucho, y con frecuencia desaparecen una vez que la persona se acostumbra a la situación, ya sea el balanceo de un barco o el movimiento de un tren.

Actuar con antelación

Existen recomendaciones generales que pueden ayudar a prevenir o aliviar los síntomas. Si una persona sabe que es susceptible a esta condición, lo mejor es actuar con antelación, y tomar medicamentos contra el mareo una o dos horas antes de viajar.

Por razones que no se comprenden completamente, la cinetosis es más frecuente en mujeres (especialmente durante la menstruación o el embarazo) y en niños.

Entre las sugerencias más frecuentes, se recomienda encontrar la ubicación de menor impacto; en los viajes en automóviles el asiento del pasajero delantero es el que menos puede generar el desagradable malestar.

Si el viaje es marítimo, lo mejor será situarse en el punto medio del barco. Si se trata de un viaje en crucero, se recomienda reservar una cabina en la parte delantera o central del barco y procurar una habitación que esté más cerca del nivel del agua.

En caso de viajes aéreos, lo mejor es ubicarse en los asientos sobre el ala en un avión, y en los traslados en tren, es preferible sentarse viendo hacia el frente, preferiblemente cerca de la ventana.

Referencia: Motion sickness: more than nausea and vomiting. Experimental Brain Research, 2014. https://dx.doi.org/10.1007/s00221-014-4008-8