Una de las características más importantes del 2018 en cuanto a tecnología se refiere fue el boom de los asistentes virtuales. Amazon Echo (Alexa) y Google Assistant comenzaron una carrera por el dominio de este creciente mercado.

Hacer tus compras, búsquedas, llamadas y un sin fin de actividades más desde la comodidad de tu sala suena muy atractivo. Por fin se puede tener el asistente personal con el que muchas personas sueñan. El avance en la inteligencia artificial y la integración de la misma a diferentes aspectos cotidianos de la vida como los mercados minoristas, servicios públicos y hasta la pizza prometen crear un verdadero cambio en nuestro estilo de vida.

¿Quiénes compiten por este mercado?

Es una lucha de titanes, Google Vs Amazon. Google ha lanzado Google Home, un potente asistente virtual que cuenta con un inmenso backup: su integración con el resto de plataformas de la misma empresa. Chromecast, Gmail, Google Calendar, Google Drive, son algunas de las tecnologías que usamos a diario y que están perfectamente coordinadas con nuestro asistente, al mismo tiempo, Google ha firmado un convenio con Walmart para realizar comprar en el gigantes minorista a través de este dispositivo.

Amazon por su parte tiene en el mercado a Amazon Echo, mejor conocido como Alexa. Esta empresa también provee servicios increíbles a través de este asistente virtual, enfocados muchas veces en la calidad de su sonido y su integración con elementos cotidianos del hogar. Con Alexa se ve mucho más tangible el anhelado “internet de las cosas” ya que permite una automatización en las tareas del hogar. Puede vigilar tus cámaras de seguridad, prender o apagar las luces, traducir instantáneamente diversos textos entre otras funcionalidades.

La tercera edad, el público predilecto

La tercera edad es un segmento del mercado que muchas veces es desatendido por los gigantes tecnológicos, sin embargo, estos nuevos asistentes han resultado ser un boom dentro de este grupo.

Los complicados teclados y las interfaces a las que estamos acostumbrados pueden resultar muy complicadas para la tercera edad, sin embargo, los comandos de voz resulta familiar y cómodo de manejar para el público mayor, generando como consecuencia un aumento exponencial en la adquisición de estos productos.

No todo es color de rosas ¿A que se enfrenta esta nueva tecnología?

Existen diversas barreras que deben ser superadas para que los asistentes de voz tengan un crecimiento realmente masivo, el primero de ellos es la privacidad, según Statista el 36% de las personas piensa que el estos dispositivos siempre están escuchando lo que pasa dentro de sus casas.

Uso limitado

El mismo Jeff Bezos, CEO de Amazon comentó que sus productos Alexa se limitaban a las compras básicas dentro de nuestro hogar (Mayormente alimentos comunes como leche, huevos, mantequilla etc) aún la mayoría de las personas prefiere comprar físicamente o a través de páginas web productos nuevos para poder probarlos sin ningún límite.

Sin embargo se han reportado casos en donde estos asistentes virtuales son de gran ayuda en situaciones de emergencia como la compra de medicamentos y llamadas a las autoridades.

Un sinfín de posibilidades

Problemas de seguridad, un target inesperado, cambios radicales en nuestra cotidianidad son algunos de los sucesos que se avizoran durante el boom de esta nueva tecnología, el mundo está en constante cambio.

Lo sorprendente es que siempre se soñó con este tipo de tecnologías, las películas de ciencia ficción lo corroboran. Hoy es un hecho, sin embargo, aún estamos comenzando este gran viaje de los asistentes virtuales, los avances en Inteligencia Artificial y la probable masificación del internet 5G llevará a niveles inimaginables este tipo de tecnologías. Sin dudas el futuro luce muy prometedor, la tecnología está simplificando muchísimos aspectos de nuestras vidas.