Instagram reveló que trabajará para emplear una nueva política en cuanto al tema de la prohibición y eliminación de cuentas, y, de acuerdo a Engadget, los cambios no tardarán en aplicarse, por lo que la compañía está muy cerca de transformar la forma en la que decidían que debía hacer una usuario para “ganarse” el ser eliminado de la plataforma.

Antes de este momento, la política de Instagram permitía un “cierto porcentaje” de violaciones de la regla, dentro de un espacio de tiempo determinado, antes de tomar la decisión final de prohibirle la cuenta a alguien. Sin embargo, ahora, la compañía dice que los “indultos” no han generado nada bueno, por lo contrario, los espacios grises han permitido que los usuarios malintencionados hagan con la plataforma lo que “quieran”.

Las nuevas políticas no indican el número exacto de violaciones en las que deberá incurrir una cuenta para luego ser eliminada, asimismo, el espacio de tiempo tampoco se revelará. Quizás, de esa forma, el usuario tendrá más precaución al momento de cometer algún error, precisamente porque desconoce si ese día, pueda ser su día.

Facebook e Instagram fracasan en la implementación de sus sistemas de moderación de contenido

La compañía también afirmó que la razón por la que no planean anunciar el número exacto de huelgas a implementar, o el plazo para ellas, es porque no quieren que los malos se aprovechen del sistema, como se presume que está pasando en este momento. Aun así, Instagram planea implementar los nuevos lineamientos de la manera más consciente y consistente.

De nuevo, la compañía de Mark Zuckerberg planea trabajar en acciones que le den a entender a la comunidad de la plataforma que se busca crear un ambiente digital sano y que, en tal caso, los usuarios serán protegidos.

Más en TekCrispy