Fanáticos casi con la habilidad de un Cuervo de Tres Ojos lograron detectar una taza de café que evidentemente no pertenecía en una de las escenas del más reciente episodio de ‘Game of Thrones’. Luego de adueñarse de los comentarios en las redes sociales, HBO admitió el error y decidió eliminarla digitalmente para que quienes vean el capítulo a partir de ahora no puedan ni siquiera darse cuenta en donde estaba.

Sin embargo, justo cuando creíamos que “el misterio de la taza” había llegado a su fin, los amantes de la serie se han dispuesto a encontrar al “culpable”, y, lamentablemente, todo apunta a que Sansa Stark es quien quiso sabotear la escena de Daenerys.

A las pruebas se remiten

Como entre el cielo y las redes sociales no hay nada oculto, muchos han tomado como pista inicial una fotografía –publicada por E! News en su cuenta de Instagram– en la que Sophie Turner aparece sosteniendo una taza bastante similar a la que fue encontrada en la escena de “The Last of the Starks” y, evidentemente, Twitter se encendió, de nuevo, por las teorías.

Aunque HBO ya emitió una declaración indicando que fue un error del equipo y hasta ya procedió a remediar el problema, las redes nunca descansan, y mientras existan oportunidades para sacarle punta a un mismo tema, podemos estar seguros que ahí estará la comunidad digital.

Si algo debemos aplaudirle a esta útima temporada es que desde su estreno nos ha proporcionado, no solo de acontecimientos impresionantes, si no también múltiples ocasiones para invadir las plataformas digitales de memes, comentarios sarcásticos, retos como el #AryaChallenge y hasta polémicas por la objetivación de la mujer –también por “culpa” de Sansa Stark–.

De nuevo, los fans de la serie dan a conocer sus más honestos pensamientos en Twitter, algunos culpando a Turner sin darle la “oportunidad” de redimirse y otros dejando bien en claro que ella lo hizo a propósito para eclipsar a Danny –debido a que claramente no se caen bien–.