Un anfitrión de Airbnb fue arrestado luego de descubrirse que grababa a sus invitados en secreto a través de una cámara oculta en la habitación de la casa. Según South China Morning Post, la cámara fue descubierta por una mujer que tenía conocimientos de seguridad, quien logró divisar el dispositivo escondido dentro de un router WiFi. El incidente ocurrió en Qingdao, una ciudad ubicada en la provincia de Shandong, al este de China.

La mujer había reservado la casa por tres noches, y sus sospechas de que estaba siendo espiada comenzaron cuando detectó un dispositivo de sensor de movimiento en la entrada de la estancia y en los dos dormitorios. Luego de barrer el lugar en busca de dispositivos de vigilancia, la mujer notó una luz inusual en el router Wi-Fi de uno de los dormitorios que estaba orientado hacia la cama.

La invitada comparó el dispositivo con las imágenes oficiales del router, notando que la luz no era uno de sus elementos. Posteriormente, abrió el router y encontró que la cámara espía se había instalado junto con una tarjeta de memoria. Finalmente, la mujer llamó a la policía para denunciar el hecho.

La mitad de los ejecutivos de Fortune 500 consideran que Facebook debería estar regulado
Foto: South China Morning Post

El informe preliminar de las autoridades reveló que el anfitrión había estado grabando a las personas que se hospedaban en su casa desde el pasado mes de marzo. Los nombres del acusado y su denunciante no fueron revelados por la policía, sin embargo, se conoció que la mujer era especialista en Seguridad de la Información.

Por su parte, Airbnb se disculpó por el hecho y dijo que el apartamento del hombre había sido expulsado de sus listas de hospedajes disponibles. El acusado fue arrestado por 20 días, una condena que además de injusta, no garantiza que este personaje vuelva a atentar contra la privacidad de las personas.

Más en TekCrispy