Cnet

El retraso en el lanzamiento oficial del terminal plegable Samsung Galaxy Fold, podría generar que el fabricante coreano cancele todos los pedidos anticipados, que cabe destacar se habían agotado en Estados Unidos.

Un reporte de Reuters señala que Samsung se está viendo obligada a cancelar los pedidos anticipados del Samsung Galaxy Fold valorado en USD$1980, con el fin de evitar problemas legales con la FTC.

De acuerdo con la FTC, una empresa debe enviar sus dispositivos dentro del tiempo indicado o, en caso de lo que no lo haya hecho, dentro de los 30 días, debería obtener la autorización del comprador por el tiempo de demora o en su defecto cancelar el pedido anticipado.

Debido a que Samsung aún no tiene nueva fecha de lanzamiento estipulado, muchas personas que pre-ordenaron el terminal plegable en Estados Unidos, están recibiendo un email donde se les pide que vuelvan a realizar la solicitud de compra.

Si los clientes reafirman antes de la fecha límite del 31 de mayo, Samsung mantendrá la orden abierta hasta que puedan enviar el dispositivo, de lo contrario esta quedará cancelada.

Estamos avanzando en la mejora de Galaxy Fold para asegurarnos de que cumple con los altos estándares que sabemos que esperas de nosotros. Esto significa que aún no podemos confirmar la fecha de envío prevista.

Si no recibimos noticias tuyas y no hemos enviado el terminal antes del 31 de mayo, tu pedido se cancelará automáticamente. Si no quieres que tu pedido sea cancelado automáticamente el 31 de mayo, puedes solicitar que mantengamos su pedido y lo completaremos más tarde.

Evaluación fallida

Tras la evaluación de calidad del Samsung Galaxy Fold por parte de los analistas, las noticias para Samsung no han sido alentadoras. Pues además de corroborar que el dispositivo presentaba serias fallas a nivel de su sistema de plegado y en la resistencia de su pantalla, determinaron que el dispositivo era demasiado sensible.

Samsung anuncia a los nuevos 5G Exynos Modem 5123 y Exynos 990

Esto generó que la compañía reevaluara el terminal y como consecuencia debió retrasar el lanzamiento del terminal plegable.

Sin embargo, no podemos dejar pasar que después de dos semanas de retraso, la compañía no haya dado informes acerca del avance del dispositivo, por lo que el silencio de Samsung nos hace pensar que tal vez muchas personas reconsiderarán mantener el pedido de un terminal valorado en casi USD$2,000 del que aún no se conoce el estatus.

No obstante, también podemos dar el beneficio de la duda a Samsung, uno de los mejores fabricantes de teléfonos a nivel mundial, que a pesar de haber tenido varios inconvenientes técnicos con algunos terminales en el pasado, ha salido airoso y posicionado en el mercado.

Más en TekCrispy