Mucho hemos hablado en torno a la que está siendo la última temporada de ‘Game of Thrones’, sin embargo, parece que los comentarios no dejarán de llegar, y, honestamente, nos emociona que haya tanta “tela que cortar” de un solo episodio cada domingo.

En esta oportunidad, el reciente episodio, ‘The Last of the Starks’, ha dado bastante de qué hablar: desde el preocupante comportamiento que ha demostrado tener la Reina “Legítima”, pasando por la polémica expresión que dio a entender a algunos fanáticos que GOT está haciendo uso del abuso sexual como herramienta para empoderar a Sansa Stark y llegando a los memes que inundaron Twitter luego de que Jon Snow no se despidiera de su fiel amigo lobuno, Ghost.

El hecho de que Jon solo haya mirado a Ghost y ni siquiera se haya dignado a acercarse a él para darle una merecida despedida tiene, definitivamente, al mundo consternado. Sin embargo, el director David Nutter afirma tener una razón más que lógica por lo que el acto cariñoso no se presentó en ninguna escena.

El gran momento igual se presentó

Aunque muchos habrán estado esperando una caricia, un abrazo o algo más que una “tensa” mirada, Nutter afirma que, debido a que Ghost es una especie de creación CG, lo mejor para esta despedida era “mantenerla lo más simple posible”. Asimismo, comentó al Huffington Post que todo “se desempeñó mucho más poderosamente de esa manera”.

Sin embargo, muchos fanáticos expresaron que no están de acuerdo con que Jon Snow se haya despedido de una gran parte de su vida de una manera “tan fría”. Aunque, si somos objetivos, lejos de los efectos necesarios, quienes tienen una mascota sabrán que despedirse de ella es una de las cosas más fuertes que haya por hacer, por lo mismo, a veces es mejor evitar el gesto y atesorar otros buenos momentos.

“Manteniendo a Ghost a un lado, pensé que funcionaba mejor (…) Entonces él simplemente se marcha solo, se vuelve hacia Ghost y tiene este momento con él que pensé que era muy, muy poderoso”, afirmó Nutter.

Por otra parte, debemos tomar en cuenta que Ghost no es lo único que Jon está dejando atrás. En la misma escena el “bastardo” –quien en realidad es un Targaryen que “amenaza” las esperanzas de Daenerys por hacerse del Trono de Hierro– debe decir adiós a su gran amigo de la Guardia Nocturna, Samwell Tarly, y de su compañero de batallas, Tormund.

Tormund pretende llevar a su gente más allá del Muro, porque allá es adonde pertenecen, según el amigable salvaje. Mientras que Tarly deberá quedarse en el Norte para cuidar a Gilly –quien por fin nos “explica” cuál fue el motivo de su “repentina” subida de peso– y a su futuro hijo.

Con respecto a la despedida de Ghost, Kristofer Hivju (Tormund) señaló que, aunque los fanáticos se mueran por ver a Ghost en el sur, este no merece el destino que King’s Landing le tiene preparado. “Creo que Jon tiene razón al decir que el sur no es el lugar para un lobo”, señaló el actor, resaltando el hecho de que al lobo de Sansa lo mataron en la primera temporada, en manos de los Lannister.