Luego de que una taza de Starbucks le restara protagonismo a la Madre de los Dragones en el más reciente episodio de ‘Game of Thrones’, HBO decidió borrar sus rastros de la escena que tuvo en lugar en la celebración por la victoria por encima de los Caminantes Blancos.

A partir de este momento, quienes quieran ver la escena “original” no podrán, ya que el equipo de producción de la serie ha eliminado la taza de todas las futuras transmisiones del episodio ‘The Last of the Starks’, tal como lo confirmó un portavoz de HBO.

Si bien se especuló por un momento si la aparición de la taza era un error de edición o si estaba colocada a adrede en la escena como una inserción irónica –debido a los comentarios que se produjeron luego de que el capítulo de la Batalla de Winterfell haya sido tan oscuro–, esta edición post-estreno nos confirma que sin duda ese “personaje extra” no debió estar ahí.

De la mejor manera, sin caer en señalar a nadie con un dedo, ni discriminar el excelente trabajo de los productores del show, David Benioff y DB Weiss, HBO desvió las críticas con humor: “El café con leche que apareció en el episodio fue un error. Daenerys había ordenado un té de hierbas”. Aunque, en vez de seguir con “el juego”, la cadena decidió eliminar la taza por completo y enfocar la conversación del episodio en los sucesos verdaderamente importantes.

Asimismo, no hay porque cortarle la cabeza a nadie. Debemos admitir que, así como lo expuso Bernie Caulfield –productor ejecutivo del programa–, estos errores son muy escasos sobre todo en producciones tan grandes. Pero, debemos recordar que los editores son humanos, y los errores ocurren, por lo mismo, si una taza de Starbucks es lo peor que los críticos pueden conseguir, “entonces estamos en buena forma”, afirmó.