El cuarto episodio de la temporada final de ‘Game of Thrones’, de nuevo, nos sorprendió con acontecimientos impactantes y con giros en la trama que casi nadie se esperaba. Sin embargo, un personaje se robó el show y ni siquiera estaba confirmado como parte del reparto.

Para quienes no vieron el capítulo lanzamos un alerta de spoiler, para el resto esta revelación les puede parecer algo nuevo o quizás forman parte de la comunidad espectadora que se dio cuenta del “personaje invitado” a Winterfell.

Todo por una taza de café

Si bien creímos que en la mañana de hoy todos estarían hablando de la terrible muerte de Rhaegal o de cómo Cersei mandó a decapitar a Missandei en frente de la Madre de los Dragones y su querido Grey Worm, o, de cómo a Sansa le tomó solo minutos exponer el secreto que su padre Ned Stark había guardado por años, pues las redes sociales nos llevaron a tomar otro rumbo, ya que es una taza de café de Starbucks lo que está en boca de todos.

Las primeras escenas del episodio titulado ‘The Last of the Starks’ se desarrollaron en Wintefell, mientras los sobrevivientes de la batalla en contra de los Caminantes Blancos velaban a sus caídos y celebraban la victoria. Fue en una de ellas, mientras se encontraban en la cena de celebración, que la inesperada taza se hizo ver justo en la mesa en la que Jon Snow charlaba jocosamente con sus compañeros de pelea, mientras Daenerys no se mostraba muy contenta con la situación.

Obviamente, como debe esperarse, los usuarios en las redes sociales se volvieron locos y se encargaron de dar a conocer el error de la producción a quienes no tenían el foco en ese escurridizo detalle, hasta se levantaron algunas teorías sobre el porqué de la taza en la mesa.

Sin embargo, antes de ser críticos debemos ser objetivos. Conociendo el trabajo minucioso que año tras año ha realizado el equipo de GOT, así como la rapidez suficiente para encontrarles una razón a las críticas de la audiencia, hasta el momento se desconoce si la aparición de la taza fue un error o si se trató de una inserción irónica por parte de la producción.

Los rumores de la inserción no suena tan descabellada cuando recordamos que este “evento” ha ocurrido previamente. Para quienes no lo saben, Jaime Lannister estuvo a punto de “sabotear” la Boda Real al presentarse con una taza de Starbucks roja. ¿La diferencia? En esa ocasión la escena si se cortó del episodio de ‘El León y la Rosa’.

Lo que sí hay que respetar es que sea como sea esta temporada de ‘Juego de Tronos’ se está haciendo sentir semana tras semana. Asimismo, es inevitable que en esta época de memes la audiencia se haga de cualquier “información” para viralizarla, lo que tampoco le cae nada mal a la promoción de los episodios, sobre todo post estreno. ¿Quién no va a correr a descargar el capítulo para darse cuenta con sus propios ojos del “error”?