Tan solo faltan dos episodios para el final de la serie digna de varios récords Guinness, transmitida y producida por HBO, ‘Game of Thrones’. Por lo mismo, no debería sorprendernos que las especulaciones –teorías– en torno a quién se sentará en el Trono de Hierro se hagan sentir a partir de este momento. Sobre todo conociendo los acontecimientos del episodio número cuarto que se emitió el día de ayer.

Sin embargo, si algo merece ser discutido es la reciente actitud de la supuesta Reina Legítima, Daenerys Targaryen, que, para quienes se conocen este programa de memoria, ya debería estarle pareciendo errónea y hasta hormonal. Podríamos hasta especular que la están haciendo quedar como un “Mad Queen” –recordando que el seudónimo de su padre fue ‘The Mad King’, por su sadismo, crueldad y paranoia– mientras además se resaltan sus aires de tiranía.

En esta oportunidad nos dedicaremos a desarrollar tres razones puntuales por las cuales Daenerys Targaryen, posiblemente, no será quien se sentará en el aclamado Trono de Hierro, por lo que advertimos que algunos spoilers serán revelados en las siguientes líneas.

Aaegon Targaryen es el verdadero heredero

En principio debemos hablar de la razón más “obvia”. Desde los acontecimientos de la séptima temporada, donde por fin se descubrió la verdadera identidad de Jon Snow –quien antes se creía era un bastardo de Ned Stark, pero ahora ha sido confirmado como un miembro de la familia Targaryen–, está más que claro que el título de Reina Legítima ya no le queda tan bien a la Madre de los Dragones.

Cuando Bran Stark –El Cuervo de Tres Ojos– y Samwell Tarly dieron con la identidad verdadera de Jon Snow, un sinfín de preguntas quedaron en el aire, sobre todo porque Jon recién se había arrodillado ante Daenerys jurando su lealtad hacia ella como Reina. Sin embargo, durante los capítulos que se han emitido de esta octava temporada, las dudas se han ido disipando.

No obstante, aunque Jon ya le ha contado la verdad a Daenerys –quien en realidad es su tía–, esta última aún sigue creyéndose la legítima heredera del Trono de Hierro cuando, en realidad, ya no es más que otra Targaryen en la línea.

Las ansias de poder la llevarán a la traición

Entre Jon Snow –aka Aaegon Targaryen– y Daenerys Targaryen empezó a surgir una relación más allá de la “laboral” en la séptima temporada, lo que saca a la luz las tradiciones incestuosas que no solo la familia Lannister acostumbraba a tener. Sin embargo, el amor entre el lobo y el dragón surgió mucho antes de que el presunto bastardo se enterara de que se había enamorado de su tía. Lo sentimos, pero es evidente que para Jon y Daenerys el amor es más que un campo de batalla.

Ahora bien, más importante que hablar de la vida amorosa de Jon o Danny –como le dice Snow– está conversar acerca de la posible traición que todo el mundo se está imaginando. Sabiendo que la sangre Targaryen corre por las venas de la Madre de Dragones no está de más esperarse que Daenerys planee asesinar a Jon, solo para quedarse con el Trono.

Sin embargo, aunque desde el inicio de esta temporada la Reina “Legítima” solo ha mostrado señales de soberbia y de ceguera estratégica por culpa de su temperamento, podemos encontrar una falla en cuanto a la teoría de homicidio, ya que, la verdadera identidad de Snow ya no es un secreto. Lo que quiere decir que si a Daenerys se le ocurre matarlo, todos –Lord Varys, Tyrion Lannister, los hermanos Stark y Samwell Tarly– sabrán que ella fue la culpable, y la guerra con el Norte podría ser más que un hecho.

Su falta de estrategia no la hace digna del Trono

Ahora, más allá de generar o discutir hipótesis, enfoquémonos en resaltar los hechos que retratar a Daenerys Targaryen como un posible fracaso en lo que serán los próximos capítulos de lo que queda de serie –que de seguro han de ser impactantes, ya que la propia Emilia Clarke lo describió como el que será el que supere a la Batalla de Winterfell–.

La falta de legitimidad, conducta hormonal y personalidad soberbia no son las únicas razones que destacan el error que sería sentar a Danny en el Trono. Sobre todas ellas destacan las fallas estratégicas que dejan claro que esta no es digna de gobernar los Siete Reinos, y, si algo debemos admitir sin recelo, la estrategia es algo que siempre ha caracterizado a Cersei Lannister –su contrincante–.

Hay que ser honestos, Daenerys ha sido un personaje que ha pasado por muchos eventos que poco a poco la han podido convertir en una mujer inestable para gobernar, pero es más la falta de logros lo que no la hacen digna. Si hacemos un conteo de las barajitas que Daenerys tiene en su albúm solo podemos destacar aquella vez que entró al fuego con tres huevos fosificados y salió de él con tres dragones vivos.

Los logros de la Reina “Legítima” se le deben atribuir a sus fieles consejeros, protectores –como Jorah Mormont quien dio la vida por ella y Daario Naharis que podemos decir contribuyó a mantenerla viva hasta este punto– y su ejército, “Los Inmaculados”. Ellos han sido realmente los que han llevado a Daenerys a ser reconocida por todos sus nombres a lo largo de los Siete Reinos.

Además, para quienes quieran defenderla y hacerla ver como un héroe, debemos recordar que para la Batalla de Winterfell, cuando tuvo la oportunidad de hacer algo y demostrar sus ganas de pelear por su pueblo, esta pasó completamente desapercibida.

Es entonces cuando podemos concluir que Daernerys Targaryen se encuentra en gran desventaja, si nos basamos en la premisa de que solo contaba con sus dragones –de los cuales solo queda Drogo, ya que Rhaegal fue asesinado por Euron Greyjoy en el más reciente episodio– y con su ejército –el cual está en números “rojos” luego de que Cersei cumpliera con su objetivo y los hiciera “matarse” en la batalla en contra de los muertos–.

Si bien quedan aún dos episodios y ‘Game of Thrones’ es reconocido por darnos ese plot twist increíble que deja a todos con la boca abierta, el destino de Danny como dueña del Trono de Hierro se ve muy oscuro, sobre todo porque la inestabilidad emocional se está haciendo notar luego de tantas pérdidas –y el asesinato de su mejor amiga Missandei no harás las cosas más sencillas–. Por lo mismo, las órdenes tiranas de la Reina “Legítima” pueden hacerse notar de nuevo, aún más si esta decide acaba con King’s Landing mientras el pueblo inocente se encuentra dentro de la Fortaleza Roja.