La Comisión General de Comunicaciones de los Estados Unidos (FCC, por sus siglas en inglés) consideraría adoptar la tecnología blockchain para monitorear y administrar los espectros inalámbricos en un futuro con una gran cantidad de dispositivos Internet of Things (IoT).

Un informe publicado por Compurterworld cita los comentarios de la comisionada de la FCC, Jessica Rosenworcel, quien durante The Business of Blockchain, una conferencia del Instituto Tecnológico de Massachusetts (siglas en inglés).

La funcionaria se anticipa a un futuro con 50 mil millones de dispositivos con funcionalidades inalámbricas, para lo cual deberían contar con un “mercado en tiempo real” para manejarlo:

“Si piensa en un mundo de Internet de las cosas con 50 mil millones de dispositivos y funcionalidades inalámbricas y aporta información a todos ellos, deberíamos descubrir cómo podemos tener un mercado en tiempo real para esas entradas de espectro en lugar de este sistema complejo actual con estas licencias de uso exclusivo”.

Rosenworcel explicó que la FCC emite nuevas licencias inalámbricas por medio de una subasta ocasional, la cual comprende un proceso complejo administrativamente y bastante costoso. Señala que actualmente cuentan con un registro de licencia, pero que no está claro qué se está usando y qué no, un problema que puede resolver utilizando la tecnología blockchain:

“Tenemos este registro de todas estas licencias, pero en el día a día no sabemos con gran claridad qué se está utilizando y qué no se está utilizando. Entonces, si pones esto en una cadena de bloques pública tendrías este registro de dónde está la demanda por qué ondas aéreas”.

De modo que la agencia está estudiando los beneficios que podría traer la implementación de la tecnología blockchain, como un “experimento mental”, según Rosenworcel. Según ella, la FCC ya ha propuesto esta idea al Capitolio y diferentes empresas de tecnología.

Cámara de Comercio Internacional (ICC) implementará blockchain con startup de Singapur

Sin embargo, señala que no solo la cadena de bloques figura entre sus alternativas, sino también las bases de datos tradicionales. Alega que un sistema basado en blockchain podría tener entre 5 y 10 años de ausencia, por lo que puede que no sea necesario en lo absoluto.

Más en TekCrispy