Foto: Politico

Cuando un político reconocido utiliza Twitter como plataforma para exponer sus opiniones, los medios de comunicación generalmente recopilan esta información como base para crear sus noticias. Sin embargo, si el político emite noticias falsas no solo en las redes sociales sino también en sus discursos y eventos de prensa, las agencias de noticias deben trabajar el doble para evitar que las mentiras se propaguen de manera indiscriminada.

EE.UU no escapa de esta realidad. Una investigación llevada a cabo por Media Matters for America ha revelado una realidad que no es extraña para muchos, y es precisamente que la prensa no se enfoca en desmentir las declaraciones falsas del presidente Donald Trump realizadas a través de sus tweets.

La firma de investigación analizó las cuentas de Twitter de los principales medios de comunicación estadounidenses con relación a su cobertura sobre las declaraciones falsas de Trump. El análisis se llevó a cabo por un período de 3 semanas, en los que los medios publicaron las declaraciones sin aclararlas o desmentirlas en un 65 por ciento de las ocasiones.

Imagen: Media Matters

Los autores del informe, Rob Savillo y Matt Gertz, revisaron más de 2,000 publicaciones de Twitter de los principales medios de comunicación, tanto impresos como web. En este sentido, Gertz afirmó:

Hay mucha discusión sobre cómo los periodistas transmiten la información errónea del presidente en los titulares y los tweets, y queríamos poner algo de información sobre el fenómeno (…) No esperaba resultados tan extremos como los que obtuvimos.

Los investigadores tomaron como referencia las cuentas de Twitter de 32 medios y agencias de noticias que constantemente difunden tweets alusivos a los comentarios emitidos por Trump, incluyendo NBC, Los Angeles Times, The New York Times, ABC, Associated Press, Politico, Axios, y Reuters.

Para analizar la información de los tweets, Gertz y Savillo utilizaron la base de datos de tweets de Trump de The Washington Post (WP), publicada el pasado 27 de abril, y que revela que Trump ha realizado más de 10,000 denuncias falsas o engañosas desde que asumió el cargo.

Microsoft manifiesta su apoyo a Huawei tras prohibición de EE.UU.

En el período estudiado, los investigadores descubrieron que casi 19 veces por día, las cuentas de Twitter de los medios de noticias no etiquetaron estas declaraciones como “falsas” en sus tweets. Esto, según Gertz, es un gran problema, porque la propagación pasiva de estos tweets con información falsa puede dar paso a una ola desinformativa peligrosa.

El estudio destaca lo complicado que es poner una noticia en contexto en un tweet con apenas 280 caracteres. De esta forma, el análisis concluye que esta es una debilidad en Twitter y sus capacidades como herramienta para difundir noticias.

Más en TekCrispy