Tesla ha anunciado a través de su blog, que está implementando dos nuevas funcionalidades a nivel de seguridad en sus vehículos autónomos, que permitirán mantener el vehículo en el carril, aún sin activar el piloto automático.

De acuerdo con la compañía, estas mejoras llegan para proteger a los usuarios de accidentes y se basan en los miles de datos que Tesla maneja. Datos que provienen de toda la información proporcionada por los sensores y las cámaras que se encuentran dispuestas alrededor del vehículo.

Nuevo sistema de seguridad

Estas nuevas funcionalidades han sido denominadas por Tesla como ‘Evitación de desvío de carril’ y ‘Evitación de desvío de carril de emergencia’.

La primera de ellas aplica una dirección correctiva al determinar que el vehículo se comienza a salir del carril sin que el conductor active la señal de giro, y sin que sus manos estén en el volante.

Reducción de velocidad

Tesla anuncia que esta función comenzará por alertar al conductor de que el automóvil está saliendo del carril, emitiendo una serie de recordatorios y alertas manuales similares a las que realiza el piloto automático.

Shade Sandbox, una excelente alternativa al Sandbox de Windows

Luego, el automóvil disminuirá su velocidad hasta los 24 Km –por debajo del límite de velocidad– y encenderá las luces de emergencia.

La compañía de Elon Musk señala que este sistema se activará a velocidades entre los 40 y 144 kph y se podrá activar o desactivar de forma manual.

Evitar colisiones

Por su parte, la segunda funcionalidad de desvío de emergencia mantendrá el automóvil dentro del carril si el sistema detecta que el automóvil se está saliendo de él y podría causar una colisión.

Además de detectar que el automóvil está cerca del borde de la carretera. Una opción que estará activada de forma predeterminada y podrá ser desactivada desde el Menú > Controles del piloto automático.

Disponibilidad

Finalmente, estas nuevas características serán implementadas primero en los Model 3, y luego al resto de los vehículos que hayan sido vendidos después de octubre de 2016. Acotando además que esta actualización no llegará a los vehículos más antiguos de Tesla.

Más en TekCrispy