Foto: The Washington Post

Recientemente, EE.UU ha registrado un aumento alarmante en los informes de accidentes con scooters eléctricos, razón por la cual los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), han decido evaluar el nivel de amenaza de estos vehículos que gozan de gran popularidad en el país norteamericano.

Los CDC comenzaron a evaluar la situación luego de que el Departamento de Transporte de Austin y algunas instituciones de Salud Pública solicitaron una investigación sobre el aumento de accidentes con los scooters. Los resultados del estudio fueron publicados hoy con motivo de la conferencia del Servicio de Inteligencia Epidémica en la ciudad de Atlanta.

Según CNBC, la investigación reveló que el principal riesgo de conducir un scooter eléctrico es caer al suelo y golpearse la cara. En este sentido, el 45 por ciento de los accidentes con estos vehículos resultan en lesiones de la cabeza, específicamente traumatismos craneales. Esto deja una reflexión más que evidente: los usuarios deben llevar cascos.

Aunque suene lógico, un vocero de Salud Pública de Austin que participó en el estudio, afirmó que menos del 1% de los usuarios de scooters eléctricos llevan casco cuando conducen. Aunque compañías que ofrecen scooters como Lime o Bird, han comenzado a ofrecer cascos para personas que han firmado previamente un compromiso de seguridad, parece que esta opción ha dejado de estar disponible.

¿Por qué Europa y EE.UU tienen posturas distintas con respecto al supuesto espionaje de Huawei?

A través de un comunicado, Stephanie Hayden, directora de Salud Pública de Austin, afirmó:

Nuestros hallazgos muestran los riesgos involucrados en el uso de scooters y tienen implicaciones significativas al considerar qué medidas de seguridad individuales pueden ayudar a reducir las lesiones.

Luego de los traumatismos de cráneo, la lesión más común en accidentes con scooters eléctricos es la fractura de miembros inferiores y superiores. Asimismo, la investigación arrojó que al menos 14 de cada 100,000 viajes en estos patines terminan en lesiones. Aunque no es una cifra abrumadora, está claro que los usuarios subestiman la complejidad de conducir un scooter al no llevar casco para protegerse.

Más en TekCrispy