Superordenadores Mapa Redes Neuronales

Diamond Standard, una compañía que vende diamantes, ha decidido combinar una solución de hardware basada en tecnología blockchain, según un comunicado de prensa oficial de la compañía.

Los diamantes tienen ciertas ventajas sobre el oro, por su tamaño reducido y fácil clasificación, lo cual les confiere más valor por onza, sin embargo, estos son mucho más difíciles de estandarizar para intercambio.

Cormac Kinney, CEO de Diamond Standard, comentó que los diamantes representan un recurso natural valioso, pero cada uno de ellos es diferente, por lo que precio tambien varía.

“Los diamantes son un recurso natural valioso, pero los inversores institucionales no lo pueden utilizar. A diferencia del oro y el platino, cada diamante es diferente, por lo que el precio es negociable”.

Diamond Standard se ha propuesto comercializar los diamantes en “barras” estandarizadas, tal como el oro. La compañía vende juegos de diamantes en discos del tamaño de una moneda o en barras con forma de tarjeta de crédito. La Moneda de Diamanta Estándar vale US$ 10,000 y la Barra de Diamante Estándar vale US$ 100,000.

La solución consiste en sellar los diamantes juntos, registrar cada uno de ellos y rastrear su procedencia por medio de la cadena de bloques. De esta forma, es posible intercambiar diamantes a la misma velocidad a la que se intercambian criptomonedas.

“Creamos un producto de diamante al agrupar conjuntos de diamantes de manera justa y transparente. Los juegos son fungibles y los diamantes están certificados de forma independiente”.

Con la tecnología blockchain, los propietarios del diamante pueden almacenarlo en bóvedas seguras y auditarlos de forma remota, evitando así el riesgo de cargarlos.

Kinney agregó que esta iniciativa pudo ser posible únicamente aplicando la tecnología blockchain:

“Solo fue posible con blockchain, proporcionando un registro público permanente para el contenido y la procedencia geológica de cada producto, y para permitir auditorías y transacciones remotas”.

La compañía también se ha preocupado por la custodia, por lo que también desarrollará un hardware con el que los custodios podrán hacer auditorías continuas de sus tenencias por Internet.