Foto: Time

El presidente de la Federación Rusia, Vladimir Putin, ha firmado un proyecto de ley que ampliará los controles que su gobierno tiene sobre la infraestructura de Internet local y que ha sido considerada por muchos especialistas como favorable a la censura generalizada.

Según la agencia de noticias TASS, el gobierno aprobó la Ley sobre el Funcionamiento Estable del Internet Ruso (Runet), lo que le permitirá desconectarse de la infraestructura World Wide Web a escala global. En caso que la normativa funcione según lo esperado, el gobierno podrá combatir las amenazas que atentan contra la estabilidad de las redes informáticas de Rusia a través de una centralización de la red de comunicaciones local.

En pocas palabras, la ley planea crear un Sistema de Nombre de Dominio (DNS) alternativo en caso de que el país se desconecte de la World Wide Web, o en caso de que las autoridades consideren que esta desconexión tiene algún tipo de provecho para el gobierno. En este caso, los proveedores de servicios de Internet estarían sometidos a desconectarse de cualquier servidor internacional y confiar únicamente en el DNS ruso.

Reduce el número de pestañas que usas con este navegador

Las principales compañías de tecnología de Rusia y las autoridades de telecomunicaciones han manifestado su total respaldo a la ley, aunque la opinión de los especialistas de tecnología y los propios usuarios de Internet está lejos de ser reflejada por los medios estatales.

Lo cierto es que la ley ofrecerá control al gobierno sobre la totalidad del tráfico de Internet en Rusia, eliminado la necesidad de depender de servidores extranjeros. En este sentido, el Kremlin y sus aliados podrían verificar el tráfico web y censurar los sitios web y plataformas de Internet que no favorezcan su postura.

Un informe de The Financial Times afirmó que el proyecto de ley entrará en vigor el próximo 1 de noviembre, y permitirá que Roscomnadzor, el regulador de telecomunicaciones ruso, filtre todo el tráfico de Internet a través de nodos especiales. Por su parte, el gobierno obligará a las compañías de Internet a probar dicho sistema en una fecha no especificada antes de que finalice este año.

Más en TekCrispy