Foto: Universidad Austral de Chile

Hace al menos 15,600 años, un hombre caminó sobre la tierra húmeda, dejando su huella impresa en ella. Vivía en Sudamérica, específicamente al sur de un Chile muy distinto al que conocemos hoy en día, rodeado de grandes animales y demás seres primitivos, mientras que su hogar estaba rodeado de gigantescos glaciares.

A pesar de que la huella dejada en el barro fue totalmente insignificante en la vida de este hombre, para la historia humana, su descubrimiento ha sido simplemente fascinante, ya que es la huella humana más antigua que se ha encontrado en todo el continente americano.

Así lo ha revelado un estudio publicado en la revista Plos One, que afirma que la huella, de 10.2 pulgadas (25.9 cm), podría demostrar la presencia de pre-Clovis en la zona, un hecho que por mucho tiempo se consideró imposible. Los investigadores explicaron que este grupo pudo vivir al norte de la Patagonia durante un tiempo, debido a que esta huella es mucho más antigua que los hallazgos arqueológicos de la región de Monte Verde, en Chile, que contiene objetos que datan de hace 14,500 años. En este sentido, los expertos afirmaron:

Sobre la base de la evidencia, llegamos a la conclusión de que la huella podría haber sido de un humano adulto con los pies descalzos (…) Este hallazgo, junto con la presencia de artefactos líticos en los mismos niveles sedimentarios, podría representar evidencia adicional de una colonización sudamericana anterior a Clovis en la Patagonia norte, como se propuso originalmente para el sitio cercano de Monte Verde.

La Dra. Karen Moreno, quien dirige el programa de Maestría en Paleontología de la Universidad Austral de Chile, explicó en un comunicado que la huella cuenta con la morfología del dedo gordo del pie, presenta dedos laterales bien definidos y la alteración de la huella es consistente con lo que ocurriría si cualquiera de nosotros camina descalzo sobre el barro. Asimismo, reveló que le evidencia fósil está vinculada a “huesos de megafauna, material vegetal y herramientas líticas unifaciales”.

Esta es la evidencia más temprana de personas prehistóricas viviendo a gran altura

La huella fue descubierta en 2010 por Leonora Salvadores, una paleontóloga de vertebrados, y desde entonces, ha realizado la verificación correspondiente junto a su equipo para determinar si realmente era una huella humana. Tras el análisis, se asignó a la huella el género Hominipes modernus, que por lo general se relaciona con especies Homo, como los Homo sapiens.

En declaraciones a Live Science, el profesor Kevin Hatala, de la Universidad de Chatham, afirmó que esta investigación se une a una creciente cantidad de evidencia fósil que sugiere que los seres humanos se repartieron en toda América antes de lo que muchos consideraban.

Referencia: A late Pleistocene human footprint from the Pilauco archaeological site, northern Patagonia, Chile. Karen Moreno, Juan Enrique Bostelmann, Cintia Macías, Ximena Navarro-Harris, Ricardo De Pol-Holz, Mario Pino. Plos One. Published: April 24, 2019. DOI: https://doi.org/10.1371/journal.pone.0213572

Más en TekCrispy