Leonardo Da Vinci murió el 2 de mayo de 1519, y tanto en su país de origen, Italia como en Francia, donde murió, se tiene programado realizar eventos para conmemorar al artista e inventor en el 500 aniversario de su fallecimiento.

En el marco de estos eventos, un par de investigadores italianos informaron haber descubierto un cabello que pudo haber pertenecido a Leonardo da Vinci, y quieren realizar pruebas de ADN para confirmar si provino de quien fuera el personaje más famoso del Renacimiento.

Científicos editan con éxito una parte del ADN de las plantas hasta ahora inaccesible

Rastros de ADN

El investigador Alessandro Vezzosi, director del Museo Ideale Leonardo da Vinci en la ciudad natal del artista Vinci, y Agnese Sabato, presidenta de la Fundación de Patrimonio Leonardo da Vinci, informaron que el cabello fue encontrado en una colección privada en los Estados Unidos.

De acuerdo a una investigación realizada en el 2016, el director de cine Franco Zeffirelli es uno de los parientes contemporáneos de Leonardo Da Vinci.

Vezzosi y Sabato presentarán el singular cabello al público en la Biblioteca Leonardiana de Vinci durante una conferencia de prensa programada para coincidir con el 500 aniversario de la muerte de Leonardo, y que marcará el “inicio oficial” de las investigaciones científicas sobre los orígenes del cabello.

Para evaluar el cabello, los investigadores realizarán un análisis de ADN y compararán sus hallazgos con el material genético extraído de los descendientes vivos del artista, así como con los huesos que se supone pertenecieron al reconocido personaje.

Aunque Da Vinci no tuvo hijos propios, en el año 2016 Vezzosi y Sabato escudriñaron un tesoro de documentos históricos italianos, franceses y españoles que detallan la línea paterna del artista, logrando reconstruir 15 generaciones de su árbol genealógico e identificar 35 descendientes contemporáneos.

Entre otros, estos parientes modernos de Leonardo Da Vinci incluyen un contador, un pastelero, un arquitecto y el director de cine Franco Zeffirelli.

Antes del descubrimiento del cabello, no estaba claro si alguna muestra del ADN del artista habría sobrevivido hasta nuestros días. Leonardo, quien dejó su país de origen, Italia, para trabajar para el rey francés Francisco I en 1515, fue originalmente enterrado en la capilla de Saint-Florentin en el Château d’Amboise del Valle del Loira. Sin embargo, a fines del siglo XVIII, los revolucionarios destruyeron esa edificación y con ello los restos del artista.

Secuenciar genoma

Pero en 1863 se redescubrieron los supuestos huesos de Leonardo y posteriormente se trasladaron a la capilla más pequeña del castillo de Saint-Hubert, donde descansan hasta el día de hoy junto con una placa que advierte que el sitio es simplemente el “presunto” lugar de la tumba del maestro del Renacimiento.

Los investigadores tienen planificado realizar pruebas de ADN para confirmar si el cabello efectivamente perteneció a quien fuera el personaje más famoso del Renacimiento.

Casi al mismo tiempo que los historiadores anunciaron la identificación de los descendientes vivos de Leonardo, un equipo internacional de investigadores publicó un ambicioso plan para secuenciar el genoma del artista.

Un científico ruso quiere editar embriones para evitar la sordera

El Proyecto de ADN Leonardo da Vinci se propuso examinar pinturas, cuadernos y dibujos en busca de rastros de ADN como huellas dactilares, escamas de piel y mechones de cabello, aunque estos esfuerzos no han sido exitosos; por tal motivo, el anuncio referente al presunto cabello de Da Vinci, da un gran impulso a esta iniciativa.

Este último intento de mapeo del genoma es uno de los muchos eventos planeados para conmemorar el quinto centenario de la desaparición física del gran Leonardo Da Vinci.

Referencia: Spunta una ciocca di capelli di Leonardo si apre caccia a DNA. Agencia Nazionale Stampa Associata, 2019. https://bit.ly/2ZNE3Z0

Más en TekCrispy