Un grupo de trabajadores de Google llevará a cabo una protesta el día de mañana por los supuestos casos de represalias contra los empleados que han criticado a la compañía. La noticia se produce casi 6 meses después de que la fuerza laboral del gigante tecnológico se organizó en todo el mundo para protestar contra la manera en que la compañía maneja los escándalos de acoso sexual de sus ejecutivos y por las condiciones de trabajo dentro de algunas de sus instalaciones.

A través de la cuenta de Twitter de Google Walkout for Real Change, los trabajadores revelaron que la “sentada” será en horas de la mañana, asegurando además:

Desde pedirnos que salgamos de baja por enfermedad cuando no estamos enfermo, hasta que nos quiten los informes, estamos hartos de represalias (…) Hace seis meses, nos fuimos. Esta vez, estamos sentados. A las 11 am de mañana.

En noviembre pasado, cerca de 20,000 trabajadores de Google protestaron por la manera en que Google manejó los casos de acoso sexual protagonizados por sus ejecutivos. En respuesta a esta protesta, Google complació a los empleados en algunos aspectos, pero todo indica que tomó represalias con otros trabajadores importantes, quienes han denunciado que se les ha enviado de reposo médico sin estar enfermos, o que se les han encomendado sus tareas a otras personas.

Ayer, los activistas de Google Walkout publicaron una compilación de estas quejas en Medium, donde se incluye una denuncia contra el departamento de Recursos Humanos, que aparentemente amenazó  el estatus migratorio de un trabajador que calificó a Google de “poco ética”.

Un portavoz de Google respondió a las acusaciones afirmando que los trabajadores tienen una gran cantidad de canales para garantizar que sus quejas son escuchadas. Estas quejas, al parecer, pueden ser de carácter anónimo si así lo desea el trabajador. Además, la compañía se comprometió a investigar cualquier denuncia sobre represalias en el lugar de trabajo.