Luego de nueve días de bloqueo mediático, el presidente de Sri Lanka pidió el levantamiento “inmediato” de la prohibición temporal de varias redes sociales que se había aplicado como medio de represión para así evitar la propagación de información errónea tras los atentados suicidas que tuvieron lugar durante la Pascua.

Las restricciones –que pudieron parecer excesivas para algunos– se implementaron rápidamente luego de los ataques que se presentaron en tres iglesias y tres hoteles de alto nivel donde más de 250 personas fueron asesinadas.

Sin duda, la decisión por parte del gobierno de prohibir las redes sociales para evitar la divulgación de fake news muestra la preocupación mundial sobre los discursos de odio e incitación a la violencia que se están expresando constantemente a través de las plataformas como Facebook, YouTube, Twitter, entre otros.

“Usar las redes de manera responsable”

Para nadie es un secreto que al suceder eventos lamentables como este las redes sociales se convierten en los foros más activos a nivel mundial para anunciar lo que está pasando, sin embargo, se convierten en un arma de doble filo cuando “los malos” se hacen del poder de la comunicación para usarlo incorrectamente.

Por lo mismo, en la declaración del gobierno de Sri Lanka se insta al pueblo a utilizar las facilidades y ventajas de las redes sociales con responsabilidad, ya que, a pesar de que la prohibición se haya levantado, sobre todo porque los eventos son muy recientes.

No obstante, esta no es la primera vez que un bloqueo de redes sociales se lleva a cabo en Sri Lanka. Debido a su historia tan delicada con acontecimientos mediáticos, el año pasado el gobierno restringió brevemente algunas plataformas, ya que se estaban difundiendo rumores que instigaban a desatar olas de violencias y linchamientos a personas anti-musulmanes.

Si bien esta no es la primera oportunidad que algo como esta prohibición ocurre, sin duda alguna es la primera vez que transcurre por un periodo tan largo.