Foto: GizChina

A pesar de que la prensa surcoreana asegura que los smartphones chinos no están preparados para ofrecer la tecnología 5G, un nuevo informe ha revelado que el Samsung Galaxy S10 se ha incendiado sin motivos, dejando en evidencia que las compañías de Corea del Sur también pueden fallar con sus productos basados en el mercado 5G.

Luego de 6 días de uso, un usuario del Galaxy S10 de Corea del Sur reportó que su smartphone comenzó a expedir humo repentinamente y sin razón mientras estaba sobre un escritorio. Al parecer, la primera reacción del usuario fue tomar el móvil y lanzarlo al suelo, incendiándose casi en su totalidad. Ahora, Samsung ha dicho que ese impacto fuerte con el suelo hizo que el Galaxy S10 se encendiera en llamas, culpando al usuario sobre el incidente.

Según la prensa local, el usuario se puso en contacto con Samsung y llevó su Galaxy S10 a un centro autorizado para hacer un reclamo. Tras dos semanas de espera, Samsung le respondió al cliente que no podía compensarlo por el móvil quemado porque había evidencia de daños externos y no de un componente interno que podría haber causado el incendio. En una declaración, la compañía dijo:

Obtuvimos el producto y completamos la inspección externa y la inspección por rayos X, pero las huellas externas son obvias. No podemos encontrar los defectos del producto. Puede ser causado por el impacto externo en el smartphone.

Es importante recordar que el Samsung Galaxy S10 cuenta con la batería más grande de los smartphones insignia de la compañía, con 4,500 mAh. El smartphone comenzó a comercializarse en Corea del Sur a principios de este mes por un precio de US$ 1,500.

Se trata del primer incidente de explosión de este móvil, pero parece más un caso aislado que un fiasco como el del Galaxy Note 7, que tuvo que ser retirado del mercado a pocos días de su lanzamiento.