Una reciente investigación ha revelado un extraño cromosoma en las aves cantoras que podría ser clave en la evolución de nuevas especies de aves. En concreto, se trata de un cromosoma adicional en las células sexuales de estos animales que podría ofrecer información sobre la razón por la que este tipo de aves representan casi 5,000 de las 10,000 especies de aves que existen.

Los científicos han revelado que las aves cantoras tienen 40 cromosomas en casi todas las células de su cuerpo, sin embargo, un estudio de 1990 reveló que los pinzones cebra (Taeniopygia guttata), un tipo de ave cantora, contaban un par de cromosomas adicionales en las células de línea germinal, encargadas de las funciones de reproducción. En ese momento, se consideró el hallazgo como una “rareza genética”, y no se llevaron a cabo estudios adicionales sobre ello.

Ahora, un grupo de biólogos del Instituto de Citología y Genética de Rusia, en Siberia, han descubierto que otro tipo de aves cantoras también cuentan con dos cromosomas adicionales. En este sentido, analizaron los cromosomas de al menos 14 especies escogidas aleatoriamente del árbol genealógico de las aves cantoras. Entre ellas, se estudió al canario, los pinzones y las alondras, y 8 especies adicionales que no pertenecen a la familia de las aves cantoras.

Los investigadores descubrieron que las 14 aves tenían el misterioso cromosoma adicional en las células sexuales, mientras que las aves ‘no cantoras’ no contaban con el atributo. Pavel Borodin, autor principal del estudio, afirmó que este cromosoma adicional pudo surgir en el antepasado más reciente de todas las aves cantoras, el cual hizo vida en la Tierra hace 35 millones de años aproximadamente. Por ello, existe una gran posibilidad de que el cromosoma adicional sea un elemento común de todas las aves cantoras actuales.

Borodin explicó que el cromosoma 41 podría intervenir durante la reproducción sexual, ofreciendo nutrientes y proteínas necesarias para que los óvulos y espermatozoides de las aves se desarrollen. Un par de investigaciones realizadas en 2018 corroboran esta teoría, ya que encontraron evidencia de que el cromosoma adicional tiene copias adicionales de genes que generan proteínas en otras partes del genoma.

Como el refuerzo de proteínas no se necesita en otra parte del organismo de las aves, Borodin explica que la selección natural se encargó de eliminar el cromosoma adicional de otras zonas del cuerpo de estos animales. Borodin y los investigadores no supieron explicar este fenómeno.

Por su parte, Alexander Suh, científico de la Universidad de Uppsala, en Suecia, y autor de uno de los estudios llevados a cabo el año pasado sobre el pinzón cebra, dijo que este cromosoma adicional podría ser representativo para la evolución de las aves cantoras. Además, logró demostrar la rapidez con la que el cromosoma evoluciona, y sugirió que podría impulsar la evolución de nuevas especies de estas aves.

Referencias:

  1. Germline-restricted chromosome (GRC) is widespread among songbirds. PNAS, first published April 29, 2019. DOI: https://doi.org/10.1073/pnas.1817373116
  2. Programmed DNA elimination of germline development genes in songbirds. Cold Spring Harbor Laboratory, December 22, 2018. DOI: https://doi.org/10.1101/444364