Carrefour, la cadena multinacional de distribución de origen francés, se dispone a vender quesos respaldados por la tecnología blockchain.

La cadena de supermercados permitirá a sus clientes escanear los códigos QR presentes en los empaques de su empresa Rocamadour CQL para obtener más información sobre el origen del producto.

Dichos productos tienen “denominación de origen protegida” (DOP). Bajo esta modalidad de protección, se asume que la calidad y características de un producto se deben, fundamental y exclusivamente al medio geográfico en el que se produce, transforma, elabora y/o envasa.

El queso recibe su nombre de la comuna de Rocamadour con su santuario de la Santísima Virgen María. Se le otorgó el estatus de DOP en 1996”, señala el comunicado. “La leche proviene de las razas de cabras lecheras de Alpine y Saanen, que se alimentan de heno y cereales principalmente de la región de la DOP“, agregan.

Así pues, gracias a esta tecnología, los consumidores ahora tienen acceso a una gran cantidad de información sobre este queso DOP, desde su producción hasta el momento en que sale a la venta. Una aplicación  incluirá la identidad del productor, cuántas cabras crían en el hato, cuánto tiempo llevan produciendo el queso y cuántas personas trabajan en la granja.

Actualmente, alrededor de 5 millones de productos alimenticios ya están utilizando tecnología blockchain en sus cadenas de suministros, un nicho creciente de la industria de las cadenas de bloques. Entre los productos respaldados por blockchain vendidos por Carrefour se pueden contar pollos, tomates, naranjas y leche.

Esto ha impulsado a otras cadenas a imitar la iniciativa. Por ejemplo, a finales del año pasado, la cadena de supermercados europea Auchan reveló que comenzaría a permitir a los consumidores rastrear productos de jugo de naranja orgánico a través de sus teléfonos inteligentes con DLT. Incluso el minorista chino en línea JD.com implementó esta tecnología para el rastreo de la procedencia de los pollos.

Escribir un comentario