Neo ha anunciado su lanzamiento como una nueva red blockchain 3.0, y sus usuarios deberán cambiar sus tokens existentes por nuevos, según un anuncio exclusivo compartido con el portal de noticias de criptomonedas Cointelegraph.

El pasado mes de febrero, Erik Zhang, cofundador y desarrollador central de Neo, comentó sobre las novedades que incluiría la nueva red por medio de una transmisión de video durante el NEO DevCon celebrado en Seattle. En aquel momento declaró que la plataforma NEO 3.0 será el soporte para aplicaciones comerciales a gran escala, pero que para ello se cambiaría radicalmente su infraestructura.

Sostuvo sus palabras en su anuncio oficial a Cointelegraph, señalando que la actualización a la nueva cadena desde un nuevo bloque génesis es necesaria para aplicar varias mejoras en su estructura. Entre ellas, el rendimiento y la estabilidad, dos rasgos que no congenian con su cadena de bloques actual.

La información suministrada indica que la cadena se completará en el segundo trimestre del año 2020. Además, se prevé lanzar una red de prueba con nuevas características en el mes de junio.

Según el desarrollador, la actualización 3.0 mejorará en magnitud la velocidad y la estabilidad de la red, haciéndola más apta para usos comerciales de gran escala:

“Cuando hablamos de que Neo 3.0 está listo para el uso comercial a gran escala, queremos decir que ofrece la posibilidad de ejecutar aplicaciones a gran escala con tecnología blockchain. En el futuro, nos gustaría ver aplicaciones como YouTube, Alipay y gigantes de juegos como Tencent y Blizzard ejecutados en blockchain, y Neo 3.0 permitirá que estas grandes organizaciones hagan eso”.

Ahora bien, todos los datos y registros de transacciones de la plataforma migrarán a Neo 3.0, y también se han asomado planes de transición de las aplicaciones descentralizada (DApps). Es decir, los desarrolladores podrán seguir haciendo DApps ya que la mayoría de las características nuevas serán compatibles con las versiones anteriores.

Escribir un comentario